Síguenos

¿Qué estás buscando?

16 abril, 2024

Nuestro mundo

¿Qué es Fintech?

Los avances tecnológicos del siglo XXI han revolucionado la forma en que nos comunicamos, aprendemos, nos relacionamos y también la manera en la que se hacen los negocios. De ahí la importancia de que en muchos sectores y empresas tradicionales se tomen medidas urgentes para adaptarse a los nuevos requerimientos que impone la era digital, lo que les permitirá seguir siendo competitivos a nivel internacional en el futuro cercano. Este es también el caso del sector de las finanzas, en donde se presenta de forma cada vez más frecuente el Fintech.

Pero ¿Qué significa este término?, se trata de un anglicismo que surge de la unión de las palabras Finance y Technology, es decir Finanzas y Tecnología; y de acuerdo con la CONDUSEF (2018) se utiliza para “denominar a las empresas que ofrecen productos y servicios financieros, haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación, como páginas de internet, redes sociales y aplicaciones para celulares. De esta manera prometen que sus servicios sean menos costosos y más eficientes que los que ofrecen la banca tradicional. Actualmente operan alrededor de 158 Fintech en el país”.

Este esquema digital ha roto muchas barreras al eliminar a los intermediarios, proporcionar nuevas oportunidades para el emprendimiento, democratizar el acceso a los servicios financieros, con lo que se presentan grandes beneficios que facilitan la vida al cliente y se mejora la experiencia del usuario. Sin embargo, también ha creado nuevos desafíos como el tratamiento de la privacidad, regulación y cumplimiento de la ley en el nuevo escenario virtual. Ejemplos de innovaciones del FinTech son las criptomonedas y el blockchain, nuevos sistemas digitales de asesoramiento y comercialización, inteligencia artificial y aprendizaje automático, préstamos peer-to-peer, equity crowdfunding y sistemas de pago móvil (Philippon, 2016).

Como se puede observar la actividad económica se está volviendo cada vez más digital. Sin embargo, con frecuencia se subestima la importancia del cambio a la estructura digital, es importante visualizar que no son únicamente los procesos de valor agregado de los bancos y los modelos comerciales los que están siendo afectados por la digitalización. Son las estructuras, procesos medulares y modelos comerciales, por lo que se requiere trazar estrategias integrales que tengan como objetivo hacer un cambio de paradigma, que se vuelve un tema central en la planeación estratégica, y requiere del involucramiento de todos los que toman las decisiones dentro de las empresas (Dapp y Slomka, 2014).

En suma, se prevé un cambio disruptivo en la forma en que ha operado la banca y los servicios financieros hasta ahora, migrar al uso de las tecnologías digitales requiere compromiso de los bancos, además de una minuciosa planeación para no desperdiciar recursos humanos y financieros en el proceso, pero sobre todo estar listos para implementarlo en el corto plazo.

Reaccionar fuera de tiempo puede ser catastrófico como en cualquier industria, muestra de ello son los desafortunados casos de Blockbuster o Kodak, que no pudieron responder a los cambios con rapidez en sus respectivas áreas, lo que los llevo a su extinción. La rapidez con la que los cambios suceden en las innovaciones guiadas por la tecnología, hacen que hoy más que nunca cobre importancia la frase de “renovarse o morir”.

Te puede interesar

Advertisement