Síguenos

¿Qué estás buscando?

27 julio, 2021

Lo que bien se dice... bien se entiende

Círculo vicioso Vs. Virtuoso

Se dice que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra en el sentido más amplio se puede interpretar esta afirmación como aquella conducta que se repite más de una vez a pesar de caer en el error.

También te puede interesar: Lo que no te mata, Te FORTALECE

Si quieres cambiar los resultados primero debes cambiar las acciones y es justo en este punto donde es por demás necesario hacer un alto o al menos una pausa y analizar los ciclos o círculos por los que hemos pasado como país, sociedad, institución, empresa y hasta de manera individual.

Quien no conoce su historia está condenado a repetirla, dijo Abraham Lincoln y la historia misma le ha dado la razón.

Hay dos temas que llaman poderosamente la atención es estos momentos, el primero es sin duda El Buen Fin y el sin fin de recomendaciones que se ofrecen para evitar caer en la tentación en el consumismo inducido y el segundo tema es el proceso electoral que tenemos en puerta.

El pasado “Buen Fin” una vez más se convirtió en un círculo vicioso, donde por más recomendaciones que se hacen e incluso advertencias, los consumidores caen en las redes de la mercadotecnia y de la tentación para posteriormente caer en la cruda realidad de saberse endeudados y muchos de ellos engañados.

Convertir esta actitud consumista y de desencanto, es posible a través de mantenernos informados, aprender de experiencias anteriores, definir claramente las necesidades y satisfacerlas sin caer en deudas a largo plazo o a “meses sin intereses”.

El segundo tema es el relacionado al proceso electoral que oficialmente empezó en septiembre pero que para algunos ya son muchos años de promoverse sin que haya realmente consecuencia alguna y eso es un círculo vicioso en el cual muchas ocasiones se cae en la complicidad.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Convertir esa actitud de apatía para algunos, complicidad para otros y oportunismo para los menos pero que también los hay, es posible a través de mantenernos informados, aprender de experiencias anteriores, definir claramente las necesidades de nuestro país/sociedad y satisfacerlas sin perder la dignidad, sin empeñar el futuro de las nuevas generaciones y apostando al proyecto que, desde la convicción y análisis, contribuya a la construcción de una sociedad fuerte, sustentable y vanguardista.

Te puede interesar

Lo que bien se dice... bien se entiende

Advertisement