Síguenos

¿Qué estás buscando?

14 junio, 2024

Letras de cambio

Otra que se le va a peña nieto

El presidente Enrique Peña Nieto tiene la peor calificación que haya merecido un mandatario mexicano en tiempos modernos. En los hechos uno de cada cinco mexicanos aprueba su gobierno.

 

Por eso parece una suma de absurdos que no haya tenido una buena respuesta frente a la atrocidad de los niños que Trump ha encarcelado en jaulas sin la menor compasión y fuera de toda moralidad.

 

El Presidente ha sido omiso. Sus asesores, comenzando por Luis Videgaray, parecen sus peores enemigos. Suma mal cuando cree, y actúa en consecuencia, que a la larga ser paciente, amable, gentil, suave en toda la extensión del vocablo, con Estados Unidos, va a traer dividendos. No entiende cuánto le resta esta actitud, pasiva, omisa, frente a sus gobernados.

 

De cara a la atrocidad de niños mexicanos puestos en jaulas, sujetos a condiciones que no merecen ser legales, lo que hizo el Presidente Peña Nieto fue “enviar” a nuestra embajadora ante organismos internacionales a quejarse ante la ONU.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

O sea, la nada.

 

Cuando pudo cerrar la embajada de México en Washington, hacer el señalamiento más fuerte a imaginar, que le hubiese acarreado las simpatías que tanto necesita. En lugar de eso decidió, una vez más, restar. Y restarse a sí mismo.

 

Es inconcebible que pongan a niños, bebes, en tal estado de vulnerabilidad, que los traten peor que a animales, que los separen de sus padres como están haciendo. Es criminal. Y la esposa de Donald Trump, Melanie, lo ha dicho en la crítica más fuerte contra su marido.
Si ella puede manifestarse públicamente a favor de estos niños… ¿por qué el silencio de Peña Nieto?

 

El domingo pasado la hazaña de ganar un partido de futbol contra un equipo poderoso, que ha sido campeón del mundo, unió a millones de mexicanos en un sentimiento de poder, de capacidad. No entiendo, supongo que millones de mexicanos tampoco lo entienden, por qué ese sentimiento no puede darse alrededor de medidas o declaraciones de gobierno.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En este caso no puede haber duda sobre qué sentir. La indignación rebasa cualquier calificativo. Son condiciones infrahumanas, no puede existir razón alguna para poner en estas jaulas, sin apenas lo indispensable, a niños que nunca han estado separados de sus padres.

 

Peña Nieto ha vuelto a resolver mal la ecuación de lo que tendría que hacerse, a priori, desde ese gobierno, ese escritorio de poder que a ratos parece que le ha resultado muy duro, muy difícil.

 

Esa no es la respuesta que millones de mexicanos exigimos.
En Tuiter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx Blog: CambioQRR.com

Te puede interesar

Advertisement