Síguenos

¿Qué estás buscando?

22 abril, 2024

La silla del patrón

Ya rodean los barrotes a Mimenza

Con medio cuerpo en la cárcel se encuentra Carlos Mimenza Novelo, luego de que un tribunal de alzada, conformado por tres magistrados, confirmó la sentencia condenatoria dictada por la jueza federal Verónica Gutiérrez Fuentes, por las amenazas vertidas en contra de mi persona, con la agravante de ser una limitación a la libertad de expresión.

Aunque parezca sorprendente, se trata de la primera sentencia condenatoria en el país por delito de amenazas y por un delito cometido contra la libertad de expresión desde que se implementó el nuevo sistema Penal Acusatorio.

Falta poco para que el autonombrado “líder de las autodefensas” deba comenzar a purgar su condena de ocho meses y dos días de prisión, sin derecho a pena alternativa; todavía cuenta con el recurso de amparo, pero las probabilidades de que lo gane son ínfimas, toda vez que en ningún momento se violó el debido proceso o sus derechos humanos.

Modestia aparte, es imposible minimizar la importancia de este resolutivo, pues el mensaje claro es que nadie puede intimidar a la prensa, cobijado en el dinero o el poder, y esperar salirse con la suya. Este cambio, este fin a la impunidad de décadas no es para mí, sino para la sociedad.

Aplaudo la valentía que han venido mostrando los jueces federales y magistrados en cuestión de delitos cometidos contra periodistas en Quintana Roo, quienes han resuelto a favor en dos asuntos en el antiguo sistema penal en los casos de mi compañera Lydia Cacho y Pedro Canché y este sería el primero en el país en el nuevo sistema penal acusatorio. La FEADLE también hace unas semanas obtuvo sentencia a favor contra una ahora exalcalde en Tabasco.

Sin duda estas resoluciones abonan al estado de derecho y al combate contra la impunidad.

Te puede interesar

Advertisement