Síguenos

¿Qué estás buscando?

22 abril, 2024

La silla del patrón

¿No que no era tan grave el Sargazo? Pasa el tiempo y el problema sigue

Para el secretario de Marina y el presidente de la República, el fenómeno del sargazo no es tan grave; así lo dijeron en Quintana Roo, en la cara de todos los que aquí vivimos.

Antes de rebatirlos, entendamos lo que la palabra grave significa. Este vocablo procede del latín “gravis”, que significa “pesado”. Algo grave es algo que posee peso, en el sentido de importancia y seriedad. Para quienes viven en Quintana Roo, es imponente y serio el problema:

1.- Incomoda a visitantes: no pueden meterse al mar turquesa que prometemos en la promoción; además, huele horrible.

2.- Daña a nuestro ecosistema: el desove de tortugas es solo un pequeño ejemplo. Hay muchas afectaciones entorno natural.

3. Millonarias pérdidas económicas por cancelación de reservaciones a la Riviera Maya o actividades de tours o restaurantes.

4.- los competidores de otras partes del mundo se aprovechan para desprestigiar nuestro destino.

5.- Una parte considerable del erario se gasta en la contención del sargazo y limpieza de las playas.

6. la incertidumbre sobre una solución, al hablarse mucho y hacerse poco, desalienta las inversiones.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Podría enumerar muchos puntos más; el punto es que si el sargazo no es grave, entonces nos enfrentamos a un problema mucho peor: la ignorancia o evasión del os problemas por parte de la autoridad, lo que impide contar con soluciones contundentes. Si con 50 millones de pesos y 10 barcos sargaceros pretenden contener a islas de sargazo del tamaño de Jamaica, se ve que la situación es gravísima.

Te puede interesar

Advertisement