Síguenos

¿Qué estás buscando?

18 junio, 2021 12:47 am

Chetumal

Castiga la capital a Carlos Joaquín; vuelve a perder en Othón P. Blanco

Desde el 2018 no ha podido recuperar Chetumal porque no les ha cumplido ninguna de sus promesas a los ciudadanos.

Paloma Wong
Grupo Cantón

CHETUMAL.– Ciudadanos de Chetumal le dieron la espalda a Carlos Joaquín González ante el abandono en que se encuentra la capital del estado, al no haber cumplido primordialmente con su promesa de eliminar la distinción de la Zona Norte con el Sur, prueba de ello es que nuevamente los electores se volcaron a elegir a los candidatos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para seguir gobernando el municipio de Othón  P. Blanco, ya que el triunfo para la alcaldía fue para Yensunni Martínez y en la diputación federal del Distrito 02 fue para Anahí González. 

Tal parece que Joaquín González no aprendió la lección que chetumaleños le aplicaron en su momento al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Quintana Roo e hizo de cuenta “que a él no le pasará nada” y quiso imponer en dos ocasiones a sus candidatos en la presidencia municipal de Othón P. Blanco, pero no fueron del agrado de los ciudadanos. 

La primera vez que perdió Carlos Joaquín la capital del estado fue en la contienda electoral del 2018, donde resultó vencedor don Hernán Pastrana Pastrana (+), quien fue ungido como presidente municipal para la administración 2018 -2021, aunque este falleció y la administración municipal quedó en manos de Otoniel Segovia Martínez, quien concluirá este periodo en septiembre próximo. 

• En las urnas dieron la espalda al mandatario estatal y decidieron dar su voto a la abanderada de Morena, Yensunni  Martínez

En el 2018 el difunto Hernán Pastrana compitió contra Fernando “El Chino” Zelaya de la coalición “Por Quintana Roo al Frente”, quien abanderaba a los Partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), pues estos organismos políticos mantuvieron su alianza tras haber logrado su triunfo en la gubernatura del Estado y con el cual obtuvieron buenos resultados al lograr que Carlos Joaquín González sea el mandatario estatal, aunque el triunfo no fue del todo por la figura política, ya que el ahora mandatario estatal ganó por “el voto de castigo” que los ciudadanos le hicieron al PRI ante las acciones emprendidas por el ex gobernador Roberto Borge Angulo.

Por lo tanto el reflejo del mal gobierno estatal encabezado por Carlos Joaquín y el abandono de la capital del estado al no contribuir en obras sociales, así como la cacería de las empresas ante los altos impuestos, generaron que la coalición “Va por Quintana Roo” fracasara en la reciente contienda electoral local para Othón P. Blanco. 

En esta ocasión, la coalición “Va por Quintana Roo” la encabezó Juan Ortiz Cardín, quien no era la mejor figura política, ya que acumula graves desaciertos cuando estuvo al frente del Cecyte, desde el incremento en la nomina del Centro de Estudios que tenía a su cargo, ya que en el centro educativo se abrieron plazas para los compromisos del “gobierno del cambio”.

• Será en el mes de septiembre cuando la virtual ganadora, asuma el cargo del alcaldesa en la capital del estado

Además Ortiz Cardín es señalado de evitar a toda costa su llegada a la silla del Palacio Municipal de Othón P. Blanco cuando el ex presidente municipal, Luis Alfonso Torres Llanes, renunció en el 2018 al cargo para competir como candidato a diputado federal, pues el argumento de Ortiz Cardín es que contravenía a sus aspiraciones. 

Con los golpeteos al interior de Morena registrados durante las campañas políticas y el cambio de candidato a presidente municipal, tanto Ortiz Cardín como Joaquín González consideraron que tenían ganada la presidencia municipal de Othón P. Blanco, aunque los números del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) nunca les favorecieron, pues desde el principio Morena tuvo una diferencia de entre el siete y 10 por ciento con su contendiente más cercano que era el de la coalición “Va por Quintana Roo”. 

Los ciudadanos de la capital del estado rechazan de nuevo al gobernador por dejarlos a su suerte y la muestra de ello fueron los resultados tras la jornada electoral

“El voto de castigo” de chetumaleños al mandatario estatal versa en el sentido de no haber cumplido su promesa de campaña de eliminar la distinción de la zona norte con el sur, pues sigue existiendo esa diferencia de tener como patito feo a la zona sur del estado sin inversión en obras sociales de relevancia, y en segunda, los funcionarios estatales en su mayoría han sido foráneos lo que ha sido rechazado en reiteradas ocasiones diversas asociaciones civiles, pues no se le ha dado ese apoyo a los profesionistas locales. 

El mandatario estatal no solo perdió la presidencia municipal de Othón P. Blanco, sino que también el apoyo para las diputaciones federales, ya que resultó ganadora Anahí González sobre Alberto Alonso Ovando, quien encabezó coalición joaquinista para la diputación federal.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement