Síguenos

¿Qué estás buscando?

Sustentabilidad

85 mil millones

POR: GONZALO MEREDIZ ALONSO

¿Qué podría hacerse con 85 mil millones de pesos? Se cubriría el salario mínimo de 1,800,000 personas durante un año. Se construirían unos 60 hospitales, tema crucial en estos tiempos del COVID-19.

Alcanzaría para edificar cerca de 100 centros culturales o 2,500 escuelas para dar clases a más de 2 millones de estudiantes.

Es un monto que equivale a un cuarto de las divisas turísticas que entran a México a través de Quintana Roo. 85 mil millones de pesos es mucho dinero.

Justamente ese es el costo, estimado por la Auditoría Superior de la Federación, que la contaminación del agua representa para los mexicanos anualmente.

En un país tan grande y complejo como México, 85 mil millones quizás no se perciben en la vida diaria pero lo apreciarían directamente muchos mexicanos si se invirtieran en atender las necesidades de sus comunidades y no se perdieran en las aguas contaminadas que cubren grandes porciones de nuestro territorio.

Hablamos de un problema ambiental con graves consecuencias para la salud de las personas y la economía del país.

Afortunadamente, como con todo problema, siempre hay alguna solución.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En el caso de la contaminación del agua, debemos dejar de gastar y perder dinero y empezar a invertirlo.

Hay muchas maneras de hacerlo. Las autoridades deben invertir en mayor cobertura de drenaje y en la instalación de plantas de tratamiento de aguas residuales adecuadas y suficientes.

En Quintana Roo es común que las casas no estén conectadas al drenaje. Los propietarios deben invertir en esa conexión.

Puesto que la economía familiar a veces no lo permite, las autoridades deben invertir en programas de financiamiento que apoyen a las personas para hacer esa obra.

La iniciativa privada tiene que invertir también en plantas de tratamiento y en la reducción de ingredientes contaminantes en los productos que ponen en el mercado.

Las escuelas tienen que invertir en programas educativos que generen conciencia sobre el agua.

La palabra es invertir.

La sociedad civil organizada también tiene que invertir en la reducción de la contaminación. Un ejemplo de ello es el esfuerzo filantrópico que realizan la Fundación Gonzalo Río Arronte y Amigos de Sian Ka’an para colaborar con comunidades remotas en la instalación, casa por casa y escuela por escuela, de sistemas que permitan a las familias acceder a agua de lluvia, que es de muy buena calidad, y a manejar apropiadamente sus aguas de deshecho.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este trabajo, que se realiza en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social de Quintana Roo, permite a las comunidades a contribuir en bajar su impacto negativo en la salud de los cuerpos de agua.

México es un país con suficientes recursos financieros y técnicos para eliminar la contaminación del agua.

La pregunta es: ¿Queremos seguir tirando 85 mil millones de pesos al año en las aguas contaminadas o preferimos invertir una fracción de esa cantidad en tener una vida más limpia y sana?

Te puede interesar

Lo que bien se dice... bien se entiende

La Participación Ciudadana

Advertisement