Síguenos

¿Qué estás buscando?

19 enero, 2022

Punto y coma

Ociosos y perniciosos INMAYA Y APABEP

El Instituto para el Desarrollo del Pueblo Maya y Comunidades Indígenas (INMAYA) “tiene como objetivo” orientar, coordinar, promover, apoyar, fomentar, dar seguimiento y evaluar los programas, proyectos, estrategias y acciones públicas para el desarrollo integral y sustentable del pueblo maya y las comunidades indígenas de conformidad con el artículo 2° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, artículo 13 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, y en concordancia con las directrices establecidas en el Plan Estatal de Desarrollo, así como vigilar el cumplimiento de la presente Ley.

A través de la solicitud de información en la Plataforma Nacional de Transparencia con folio 231915700000721 se solicitó al INMAYA “Cuánto dinero ha invertido el INMAYA para acciones, proyectos, y demás, en beneficio de las comunidades mayas e indígenas del estado, año por año, desde el 2016 a la fecha”, respondiendo la institución que prácticamente desde su creación por Decreto 076 del 4 de julio de 2017 el INMAYA solo ha dado ayudas sociales por 50 millones 73 mil 464 pesos desde su creación al año 2021.

Entonces, ¿el INMAYA fue creado solo para dar ayudas sociales y no para promover o fomentar el desarrollo en las comunidades?

Otras de las instituciones creadas como escaparate es la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado de Quintana Roo (APABEP), la cual es un órgano administrativo desconcentrado subordinado de la Secretaría de Salud. La APABEP tiene por objeto apoyar los programas asistenciales y los servicios de salud estatales, administrar exclusivamente y de manera autónoma su patrimonio y prestar los servicios a la población de manera individualizada, que le son propios. Sin embargo, esta institución es una más cuyas funciones las realizan igualmente otras instancias como el Sistema DIF Quintana Roo, los sistemas DIF municipales, congreso del estado, y cada una de las direcciones de desarrollo social o Secretarías de Justicia Social de los municipios: entrega de medicamentos, sillas de rueda, bastones, andaderas, auxiliares auditivos, etc.

Tanto en el INMAYA como en la APABEP se realizan acciones que ya realizan otras instituciones del estado, se pagan a empleados y se pagan rentas, por lo cuál lo más correcto en estos casos es que ambas desaparezcan dejándose estas funciones a quienes ya la realizan, representando un ahorro para el estado.

Te puede interesar

Advertisement