Síguenos

¿Qué estás buscando?

21 febrero, 2024

De La Timba a la Banda

El ecocidio a la orden del día

En el Caribe mexicano la palabra ecocidio ya es una palabra añeja, lo que sí es una realidad que cada vez se avanza más en que ciudadanos y ambientalistas levanten la voz por estos atropellos.

Decía  Thomas Carlyle “la conquista, lo mismo que el poder de imposición, ha de adoptar cosa esencial en toda sociedad humana algún beneficio consigo, o bien los hombres con todas su fuerzas lo rechazarán”.

Ejemplo de esto es que de nuevo en el bombo está la isla de Holbox, donde una bomba de tiempo fue la construcción de una cuartería sobre un humedal donde habitan especies como el cocodrilo y gracias a la presión de los pobladores, la Profepa definió la suspensión de ese bárbaro proyecto.

Lo cierto es que los desmontes y relleno de manera ilegal de manglares sobre todo en Holbox, Cozumel, Bacalar; la tala ilegal en la zona maya donde el contrabando de la venta de maderas preciosas como el cedro rojo; así como la caza de aves exóticas no tiene fin, los cazadores furtivos de especies en peligro de extinción como el jaguar son imparables y las autoridades cuando el río suena es que toman carta en el asunto y “detienen” las violaciones de la ley.

Recientemente se dio a conocer que Grupo Posadas vendió su participación en el fideicomiso que actualmente construye los hoteles Live Aqua Beach Resort Tulkal, de 340 cuartos y el Fiesta Americana All Inclusive Tulkal, de 515 habitaciones, ubicados en la bahía de Chemuyil y Chemuyilito, a un costado del santuario de la tortuga Xcacel-Xcacelito en el municipio de Tulum.

Ambos hoteles, que suman en conjunto 855 habitaciones, está previsto que sean inaugurados este año, pese a que organizaciones ambientalistas tienen amparos en curso en contra de la autorización de impacto ambiental que les otorgó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por violar los planes de manejo de al menos tres áreas naturales protegidas (Reserva de la Biosfera del Caribe mexicano, Santuario de la Tortuga de Xcacel-Xcacelito y el Refugio de Vida Silvetre de Akumal) con las que colinda el proyecto, otro ejemplo de impunidad

Sin embargo, llega la resistencia por parte de organizaciones ambientalistas que va lento, pero cada vez más ágil en adquirir conocimientos a favor del medio ambiente porque el poder es fuerte todavía y los funcionarios corruptos aún sobran, pero van tejiendo la estrategia por un Quintana Roo donde ya se le ponga un alto a los ecocidios, aunque en la actualidad eso está lejos de alcanzar, pero el día a día hace que cada vez ganen más terreno que se les escuchen y se respeten más.

Te puede interesar

Advertisement