Síguenos

¿Qué estás buscando?

Crimen y Castigo

El crimen en la pandemia

POR: ALEJANDRO PALOMEC
TWITTER: @AlejandroGrapa

La cara es la ventana de nuestro ser, consciente e inconscientemente, refleja nuestro sentir, podemos mostrar tanto felicidad como descontento, una simple sonrisa puede cambiar el sentido de una conversación por completo.

Desde tiempos remotos diferentes ciencias se han encargado de estudiar el rostro y con ello tratar de encontrar una relación con la tendencia criminal. Los rasgos faciales también han sido útiles para identificar a los criminales, antes se les marcaba con tatuajes o heridas para que las personas supieran que violaron la ley.

En los tiempos modernos si eres víctima de algún delito, una de las primeras cosas que piden es recordar el rostro del agresor, pero ¿qué pasa si no lo podemos ver?

Con la nueva normalidad, el crimen ha cambiado su modalidad, el uso de cubrebocas, caretas o lentes hace irreconocible la cara, hace a todos casi iguales lo que nos convierte en personas anónimas, con esto el criminal ha aprendido a mimetizarse. Para que se logre un crimen, debe existir el triángulo agresor, víctima y oportunidad, al tener el rostro cubierto genera la oportunidad y cualquiera puede ser víctima o agresor.

El hecho de tener una razón para tener la cara cubierta hace que los criminales tengan, irónicamente, más seguridad de moverse entre la sociedad y esto ha ocasionado que aumenten los asaltos y robos a negocios.

Debido a la pandemia se ha promovido la “sana distancia” tanto que los criminales han innovado para poder realizar sus actos delictivos a través de la tecnología que les da la oportunidad de ocultarse detrás de una pantalla o teléfono, en estos últimos meses han mejorado sus técnicas e intensificado su aprendizaje.

Teniendo a su alcance el internet y las redes sociales ha quedado atrás la ya conocida llamada de un supuesto familiar pidiendo auxilio, la cual parecía ser poco planeada y desorganizada, al contrario de las nuevas formas de extorsión y fraude que son metódicas, detalladas y organizadas estas van desde una llamada del “banco” con casi todos tus datos personales, hasta la creación de correos electrónicos falsos de instituciones bancarias y gubernamentales, sin olvidar la suplantación de identidad en redes sociales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La humanidad a través de las crisis ha evolucionado significativamente, diferentes ciencias han tenido grandes avances y esta pandemia no es la excepción, desafortunadamente el crimen también ha encontrado su camino.

Te puede interesar

Lo que bien se dice... bien se entiende

La Participación Ciudadana

Advertisement