Síguenos

¿Qué estás buscando?

Mundo

Biden abrirá centros de salud y sumará a las farmacias para acelerar la vacunación contra el coronavirus

Como parte de su plan nacional de vacunación, el presidente electo, Joe Biden, prevé abrir 100 centros de salud en comunidades especialmente afectadas por la pandemia, en particular aquellas con poblaciones latinas y negras, a fin de ampliar el número de personas vacunadas del país.

En un evento en Wilmington, Delaware, Biden delineó su estrategia de cinco puntos para el combate a la pandemia, parte de su Plan de Rescate de Estados Unidos, el cual incluye un cheque de estímulo económico de 1,400 dólares.

Además de activar espacios públicos, como gimnasios y escuelas, para que funcionen como centros de vacunación, Biden busca involucrar a las farmacias para que las personas en Estados Unidos puedan llamar y hacer una cita para recibir su vacuna.

“Mientras más gente vacunemos, mientras más rápido lo hagamos, más rápidos podremos salir de esta pandemia”, dijo durante el evento.

El presidente electo adelantó que, apoyado en la Ley de Producción para la Defensa, su equipo identificará aquellas empresas que puedan producir insumos requeridos para la vacunación, desde jeringas hasta equipos de protección.

A diferencia de la Administración saliente de Donald Trump, que por un tiempo reservó las segundas dosis de las vacunas, Biden indicó que su Gobierno mantendrá una pequeña reserva y liberará la mayoría de las vacunas para que la mayor cantidad de gente se vacune.

Sin embargo, destacó, no se cambiará el cronograma de suministro de las dosis, de forma que todas las personas que ya han sido vacunas obtendrán su segunda inyección.

El diario The Washington Post reveló este viernes que la reserva federal de vacunas del Gobierno de Trump, que se administrarían a las personas que ya recibieron la primera dosis, en realidad no existe, según oficiales estatales y federales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esto afectará a los estados que esperaban se duplicara su disponibilidad de vacunas, lo cual presentaba una oportunidad para vacunar a personas mayores y con condiciones médicas preexistentes que les ponen en mayor riesgo ante el COVID-19

El plan de vacunación también contempla una amplia campaña de información, cuyo objetivo es contrarestar la desinrormación y la desconfianza que se ha esparcido sobre las vacunas, en especial entre comunidades latinas y negras que han sido históricamente maltratadas en el tema de salud, de acuerdo con Biden.

El objetivo de la estrategia, añadió, es que las comunidades latinas, negras, indígenas y de personas con discapacidades no se rezaguen en el combate a la pandemia.

Las acciones de vacunación se hacen más urgentes después de que se informara que la nueva variante del coronavirus, identificada por primera vez en el Reino Unido, podría convertirse en la principal cepa en los Estados Unidos en marzo de 2021, según un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

La variante conocida como B.1.1.7 ya es la dominante en el Reino Unido, y ha sido detectada en otros 30 países. La cepa destaca por ser más transmisible que otras, lo cual puede resultar en más casos y muertes relacionadas con el COVID-19.

“El aumento de la transmisión del SARS-CoV-2 (el virus responsable de la enfermedad COVID-19) podría amenazar los sobrecargados recursos de atención médica, requerir una implementación extendida y más rigurosa de estrategias de salud pública, y aumentar el porcentaje de inmunidad de la población requerido para el control de una pandemia”, alertan los CDC.

Para prevenir el incremento de hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos, los CDC repiten su recomendación: mantener las medidas de prevención como el uso de mascarilla, la distancia social y el lavado de manos.

En este respecto, Biden urgió a la población a usar mascarillas desde el día de la toma de posesión hasta abril, lo cual, dijo, ayudará a salvar 50,000 vidas”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Además de prometer una transparencia total sobre los avances o retrocesos en el combate a la pandemia, Biden advirtió que sus políticas tardarán en tener un efecto positivo en las estadísticas y en las vidas de las personas.

“Seguimos estando lejos de volver a la normalidad. Las cosas van a aempeorar antes de mejorar”, dijo.

Te puede interesar

Advertisement