Síguenos

¿Qué estás buscando?

23 julio, 2024

Mundo

Beryl se degrada a depresión tropical tras pasar por Texas y deja 15 muertos en todo su recorrido

REDACCIÓN / GRUPO CANTÓN

 

Houston, Texas.- El huracán Beryl ha cobrado un saldo devastador a su paso por Estados Unidos, dejando a su paso un total de 15 personas fallecidas, según reportes oficiales. Inicialmente ingresando como huracán y posteriormente degradado a depresión tropical, el fenómeno meteorológico causó estragos principalmente en Texas, donde dos personas perdieron la vida por la caída de árboles en sus viviendas en el condado de Harris, incluyendo la jurisdicción de la ciudad de Houston.

El sheriff Ed González confirmó que dos residentes locales perdieron la vida en incidentes separados relacionados con la tormenta, mientras que el alcalde John Whitmire reportó dos muertes adicionales en la ciudad, una debido a un incendio posiblemente provocado por un rayo y otra de un miembro civil de la Policía de Houston atrapado en una inundación mientras se dirigía al trabajo.

Beryl, que había afectado anteriormente el Caribe, cobró la vida de 10 personas en Granada, San Vicente y las Granadinas, Venezuela y Jamaica antes de azotar las costas de Texas el lunes. En Louisiana, una residente perdió la vida cuando un árbol cayó sobre su hogar como resultado directo de la tormenta.

En Houston, la ciudad más poblada de Texas con 2.3 millones de habitantes, las secuelas de Beryl se tradujeron en intensas lluvias, ráfagas de viento y múltiples inundaciones a lo largo de la ciudad. Se reportaron árboles caídos sobre vehículos, caminos bloqueados, postes de energía derribados y escombros dispersos por todo el área metropolitana.

Rose Michalec, residente del sur de Houston, describió cómo los fuertes vientos derribaron las cercas de su jardín y de varios vecinos. “Para una tormenta de categoría 1, el daño ha sido considerable. Es más de lo que esperábamos”, comentó.

En el parque Buffalo Bayou, en el centro de Houston, áreas enteras quedaron bajo el agua, sorprendiendo incluso a visitantes frecuentes como Floyd Robinson, de 76 años. “Nunca había visto tantas inundaciones. Es solo julio y ya estamos lidiando con una tormenta de esta magnitud. Los meteorólogos nos advirtieron que podríamos enfrentar más eventos como este”, reflexionó.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

A medida que Beryl continúa su trayectoria hacia el norte, las autoridades locales y los residentes se preparan para enfrentar los desafíos adicionales que pueda traer consigo, mientras evalúan los daños y trabajan en la recuperación de las comunidades afectadas por esta violenta tormenta.

Te puede interesar