Síguenos

¿Qué estás buscando?

19 junio, 2024

Astronomía

China lanza con éxito sonda Chang’e 6 para recoger muestras de la cara oculta de la luna

REDACCIÓN / Grupo Cantón

La sonda espacial Chang’e-6 fue lanzada ayer con éxito para recolectar y volver con muestras del poco explorado lado oculto de la Luna, informó la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, por sus siglas en inglés), una nueva operación que forma parte del programa del gobierno orientado a llevar una misión tripulada al satélite natural de la Tierra para 2030.

El Yao-8, un cohete portador Long March-5, el más grande que tiene China, despegó a las 17:27 horas locales desde el centro de lanzamiento espacial de Wenchang, en la isla sureña de Hainan, con el Chang’e-6, de más de ocho toneladas métricas, y 37 minutos después entró directamente a la órbita de transferencia Tierra-Luna, aseguró la agencia en un comunicado.

La sonda consta de un orbitador, un retornador, un módulo de aterrizaje y un ascendedor. Señaló que cuenta con el apoyo de medición y control en tierra y el satélite de retransmisión de datos Queqiao-2, lanzado y puesto en órbita a finales de marzo pasado como parte de este proyecto lunar.

El área preseleccionada para aterrizar y tomar muestras es la cuenca Aitken del Polo Sur en la cara oculta de la Luna, indicó la agencia espacial. Según el plan, se someterá a procesos como la transferencia Tierra-Luna, el frenado cerca del satélite natural, su colocación en la órbita y descenso, así como el suave aterrizaje en la superficie para finalmente llegar a un área preseleccionada en el lado oculto.

Entre sus objetivos principales, recolectará muestras de roca y suelo de la superficie lunar y realizará una exploración científica. Después de completar el muestreo y el embalaje, la sonda despegará de la superficie lunar, luego realizará el encuentro y el acoplamiento en la órbita lunar y transferirá las muestras al retornador, que se someterá a procesos como la transferencia de la Luna a la Tierra.

Todo el proceso desde el lanzamiento hasta la devolución de las muestras de la misión Chang’e-6 dura unos 53 días, precisó la CNSA. El ciclo de la misión es largo, hay muchas innovaciones de ingeniería, altos riesgos y dificultades, y cada etapa está interconectada.

La agencia estatal de noticias Xinhua calificó el lanzamiento como el primer intento de este tipo en la historia de la exploración de la Luna.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Los científicos consideran que la cara oculta de la Luna, que se denomina así porque nunca es visible desde la Tierra, aunque sí recibe luz del Sol, es prometedora ya que sus cráteres no están tan cubiertos de antiguos ríos de lava.

En comparación con la misión Chang’e-5, que logró el retorno de muestras desde el lado frontal de la luna en 2020, la reciente misión necesita implementar el primer retorno de muestras desde el lado oculto de la Luna con el apoyo del Queqiao-2.

Al mismo tiempo, esta misión llevará a cabo exploraciones científicas, como investigación y análisis in situ de la zona de alunizaje en la parte posterior de la Luna, análisis de laboratorio e investigación de muestras lunares, y profundizará el estudio de la historia de la formación y evolución de la Luna.

Te puede interesar

Advertisement