REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- Pese a los operativos para aminorar las aglomeraciones en el transporte público, sigue siendo el pan de cada día las unidades con más de las ocho personas permitidas según el semáforo naranja, sin el uso de cubrebocas.

Apenas hace unas semanas, durante la Cuadragésima Quinta Sesión Ordinaria de Cabildo, se reformaron los artículos 4 y 537 del Bando de Gobierno y Policía, para aplicar sanciones a quienes cometan faltas administrativas relacionadas con el incumplimiento de medidas sanitarias en espacios públicos en caso de epidemias, pandemias, emergencias sanitarias o las que se deriven por desastres naturales.

El acuerdo sometido a votación establece que conforme al artículo 538 de dicho Bando de Policía, la autoridad municipal puede imponer una sanción administrativa de 10 a 40 UMAS, disposición que entrará en vigencia en aproximadamente 15 días, una vez publicado en el Periódico Oficial del Estado.

De hecho, desde el lunes pasado se puso en marcha la policía de Reacción Covid , respecto de la cual el director de Transporte y Vialidad, Rodrigo Alcázar, confirmó que aplicará sanciones para los choferes que no usen cubrebocas y no será reembolsable el pasaje a los usuarios que aborden unidades que rebasen el cupo permitido.

Un recorrido realizado por Quintana Roo Hoy muestra que pese a las reformas al Bando de Policía y Buen Gobierno, se siguen presentando las aglomeraciones, con apenas dos unidades sancionadas desde que entraron en vigor las nuevas medidas coercitivas.