Padres dejaron morir a su bebé, no le cambiaron el pañal en semanas

El hijo de la pareja, falleció el año pasado por deshidratación y desnutrición, además la tela de su pañal (que no le habían cambiado en semanas) estaba infestada de gusanos.

928

Inició el juicio contra Zachary Koehn y Cheyanne Harris, acusados del homicidio de su bebé de cuatro meses. Durante este proceso se han dado a conocer detalles escalofriantes del delito.

Sterling Koehn, hijo de la pareja, falleció el año pasado por deshidratación y desnutrición, además la tela de su pañal (que no le habían cambiado en semanas) estaba infestada de gusanos.

La llamada al 911

El lunes 29 de octubre, en una corte del condado de Henry, en Iowa, comenzó el juicio contra Zachary Koehn, un hombre de 29 años, a quien se le responsabiliza por la muerte del menor.

Koehn fue detenido el 30 de agosto de 2017 a la 1 de la tarde, luego de que él mismo llamó al 911 para reportar que su bebé estaba muerto.

Alrededor de las nueve mi novia fue a chequear al niño, y luego, como a las 11 u 11:30 lo fue a revisar otra vez y el bebé se había ido”

… dijo en la llamada, cuya grabación fue proporcionada al juzgado por el centro de llamadas de emergencia.

Cuando los servicios de emergencia llegaron al apartamento de Koehn se encontraron con el cuerpo del bebé en el interior de una habitación oscura. Presentaba signos de desnutrición y tenía gusanos en la ropa.

¿Homicidio?

En el testimonio que rindió ante la corte, Dennis Klein, médico forense, presentó fotos donde se veían las condiciones en las que se encontraba el bebé, con mantas empapadas de orina y ropa manchada de heces. El cuerpo se encontraba en un asiento tipo columpio.

Había gusanos que anidaron en la tela del pañal. Klein concluyó que el menor llevaba semanas sin que le cambiaran el pañal. Para él hay tres causas claras tras la muerte del bebé: la deshidratación, la desnutrición y la dermatitis severa que derivó en heridas en la piel.

Cada una de estas condiciones habrían sido suficiente individualmente para matar a cualquier bebé”

… afirmó.

Para él no hay dudas: lo ocurrido debe ser calificado como homicidio.

Adicciones

La trabajadora social Sheila Schroeder, que tuvo contacto con Zachary y Cheyanne dos días después del incidente, dijo ante el jurado que la explicación que le dio el padre del menor fue que su hijo falleció por muerte súbita.

Aunque solamente Zachary aceptó consumir metanfetaminas, cuando Schroeder revisó los expedientes médicos comprobó que en el hospital donde nació Sterling encontraron rastros de metanfetaminas en su cordón umbilical.

Esta pareja tiene otra hija de dos años, que fue llevada a un hogar provisional donde permanecerá hasta que los hechos se aclaren.

Amigos allegados a la pareja comentaron que si bien sabían de la existencia de la hija mayor, desconocían que tuvieran un bebé recién nacido pues nunca lo mencionaron.

Responsabilidades

En el juicio también rindió su testimonio el oficial John Turbett, a quien Zachary le confesó que nunca cambió el pañal de su bebé y que la última vez que le dieron de comer había sido semanas antes.

… esas eran normalmente responsabilidades de Cheyanne Harris, la madre, y que la suya era cuidar de la hija”.

Koehn también le dijo a Turbett que un día antes de morir su bebé se mostraba despierto, el doctor Klein duda que esto fuera posible:

En los últimos días de Sterling es probable que hubiera estado letárgico, no respondiendo a los estímulos y sin interactuar con los demás, y probablemente hubiera perdido su llanto”

… concluyó el médico.

Aún falta escuchar la versión de la madre, el juicio seguirá durante la semana.