En riesgo la entrada de la plaga de la Mosca del Mediterráneo

Señalan que desde más de un semestre que no labora personal en la instancia de Sanidad Vegetal que pudiera estar llevando un control

26

JOSÉ MARÍA MORELOS.- Con el riesgo de que las plagas se salgan de control en el campo morelense toda vez que hace más de un semestre que no labora personal en la instancia de Sanidad Vegetal que pudiera estar llevando un control de plagas, incluso que se podrían estar expandiendo en todos los cultivos del campo y otros amenazando como la entrada de la plaga de la Mosca del Mediterráneo que se encuentra en Centro América, y que están afectado a los cítricos principalmente.

En este sentido el presidente de Sanidad Vegetal Municipal, Felipe Cauich Can, dijo que, se encuentra en espera de recursos para al municipio y tener el servicio de los técnicos que dan los seguimientos de las plagas en el campo morelense.

Cauich Can se expresó preocupado de etapa situación, pues nunca había tardado tanto la llegada del recurso, lo cual podría tener como consecuencia la expansión de las plagas e incluso la entrada de nuevas como la Mosca del Mediterráneo como se había mencionado.
Comentó que ya campesinos se han acercado con él externándoles que se encuentra en riesgo la sanidad de los cultivos y con ello la producción que podría ser de gran impacto en la zona maya.

Apuntó que el municipio morelense depende meramente de la agricultura y citricultura y en caso de introducirse la Mosca del Mediterráneo, sería un nuevo peligro para los cultivos, incluso los que ya están como el Trips, la Mosca Blanca y el Ácaro.

“Cuando se incrementaron las plagas a los productores sería hace muy difícil combatirlas, ya que los productos que se usan son muy caros y aparte son muy dañinos para la salud de las personas que consumen los productos”.

Finalizó cifrando esperanzas a que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) destine pronto recursos y no dejar a su suerte el campo morelense con la amenaza de las plagas.

 

Por Roberto Lemus/Grupo Cantón