Web Analytics
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
periodico basta
Somos parte de:
Domingo 05 Abril del 2020
algo de nubes 21°

De La Timba a la Banda

Columna a cargo de Licety D.

Sumergidos en el mundo de los cenotes

Hace unos días, el Ministerio de Cultura de Suiza aportó 100 mil dólares para el proyecto de digitalización en el Gran Acuífero Maya, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Esto permitirá avanzar en la exploración, documentación y divulgación, del patrimonio arqueológico en seis cenotes de Yucatán y Quintana Roo que se suma a lo que hace varios años apoya con cámaras de realidad virtual y 3D que permiten el mapeo de las cuevas, artefactos, restos humanos y cerámicas, que se han encontrado en lo que los arqueólogos denominan “contextos”.

Los mismos servirán para desarrollar proyectos de educación, museos virtuales, y en general de divulgación de la riqueza que se encuentra sumergida en esta parte del territorio nacional.Los resultados de los trabajos de digitalización de los cenotes se presentarán en una exposición simultánea en los museos nacionales de Antropología de México y de Suiza, así como en el Museo National Geographic, en Washington, Estados Unidos.

Este importante trabajo liderado por el arqueólogo subacuático Guillermo de Anda, director del proyecto del Gran Acuífero Maya, también investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y explorador de National Geographic, es mantener los sitios inalterables. La idea es hacer reproducciones accesibles a un gran público y crear museos virtuales.Uno de los grandes logros de este equipo fue conectar el sistema de cuevas inundas más largo del mundo y en el cual continúan trabajando al ser una labor de años, así como las investigaciones que realizan dentro de la pirámide de Chichen Itzá.

En 2018, en Tulum se descubrió la cueva inundada más larga del mundo, cuya conexión alcanza los 347 kilómetros de largo y una profundidad promedio de 20 kilómetros, a pesar de este gran logro de exploración, dicho por voz del propio investigador no es ni la cuarta parte de todo el mundo de red subterráneo acuífero que hay en el estado.

Tras poco más de cinco años que nació el proyecto, los logros son admirables y ha logrado colocar a la entidad ante los ojos de investigadores internacionales, sin embargo, el trabajo es de décadas, es de muchos colaboradores y exploradores.

Pero está la otra cara de la moneda, lo que puede contaminar esas hermosas cuevas subterráneas de agua cristalinas con los cercanos asentamientos urbanos y derrame de aguas negras de hoteles, empresas y negocios, hay que recordar que todos los ecosistemas están interconectados, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

Y de densidades se trata

Sin dudas un nuevo modelo a seguir en el desarrollo constructivo del Caribe mexicano, es uno que sea sustentable, que respete las densidades del terreno y que sea compacto.

Si bien es cierto que no se puede renunciar a la construcción de casas, ni inmobiliarias por el crecimiento poblacional, si hay que voltear a ver los impactos ambientales a la hora de levantar los cimientos. El desarrollo urbano y la densidad establece una problemática entorno al cambio de uso de suelo que se sustenta en el alto grado de consumo del mismo, la transformación, así como los efectos que ello genera en la calidad del aire, del agua, las modificaciones paisajísticas y la pérdida de biodiversidad.

Teniendo esto en cuenta Quintana Roo ya a dado a conocer el Plan Maestro de Turismo Sustentable que comprende una agenda de 2020 hasta 2030, algo a deber desde hace años siendo el principal polo turístico de México y las cientos de devastaciones existentes en el estado desde selva hasta manglares.

Comprende acciones del sector público, privado y social en el estado y sus destinos turísticos.Entrando en materia, recientemente Marisol Vanegas Pérez, secretaria estatal de Turismo, hizo el anuncio que las proyecciones de crecimiento de 16 mil nuevas habitaciones hoteleras entre 2020 y 2023 en Quintana Roo no formarán parte de los planes de establecimiento de límite al crecimiento hotelero en la entidad, es decir, que aunque se trabaja en instrumentos de sustentabilidad turística en el estado, las habitaciones que ya están autorizadas serán respetadas.

Aclaró algo importante que “el número de habitaciones que se va a tener en los próximos años es una función directa de las densidades que tiene cada uno de los Planes de Desarrollo Urbano, en cada uno de los 13 destinos turísticos que tiene el estado. Pero algo que se cuestiona es que las habitaciones autorizadas en el estado es de 30 mil que vienen colgados de más de dos años atrás, por lo que las otras 14 mil aún se desconoce como van a quedar con el tema de la densificación.

Por eso en el estado se trabaja con el Plan de Ordenamiento Territorial a nivel estatal que se ponga límites a las densidades en función de las vocaciones de cada destino, el cual deberá estar armonizado con el ordenamiento territorial que recientemente se publicó a nivel federal. Mientras tanto seguirán obras como las de Grand Island (lamento una vez más mencionarlo, pero el tema sigue sobre las brasas de carbón), un mega proyecto aprobado a altura del Mirador de la zona hotelera, anunciado con bombos y platillos a nivel federal, cuestionado por el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo que está a punto de recoger las maletas y marcharse del paradisiaco Cancún y todo por la cuestión de la sobre densificación, aunque ya quedó claro que todo está en orden con ese centro de hospedajes, por lo que ya remueven los primeros cimientos.

Mientras así, continúa el crecimiento del destino, con proyecto aprobados ambientalmente que para algunos como el ejemplo antes expuesto les resulta confuso, pero “papelito habla”.Vamos adelante por la inversión y por el camino pulimos lo sustentable, tal es así que las proyecciones que se suman en diversas manifestaciones de impacto ambiental en la zona norte del territorio, dan pie a que en los próximos años puedan construirse o ser remodeladas otras cinco mil 664 habitaciones, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

Y el gallo cantó

La controversia entre el Rogelio Jiménez Pons, secretario del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo del Gobierno de México, es inexplicable, tal parece que el gabinete federal está dividido y hay teléfono descompuesto con los acuerdos que se toman en relación a los cotizados hoteles en la zona hotelera de Cancún: Grand Island y Riu Riviera Cancún.

Aunque en mi pasada columna hablé lo que se avecinaba con estos mega hoteles, el tema está que arde, por lo que es importante retomarlo y hablar de los avances.

El pasado miércoles estaba prevista la colocación de la primera piedra del Centro de Convenciones del hotel Grand Island en Cancún, pero por respecto al luto del director de Fonatur, quien perdió a uno de sus hijos por fallecimiento hace unos días, el acto de pospuso hasta nuevo aviso, por otro lado el RIU Riviera Cancún desde hace semanas andan removiendo el terreno.Ambos casos para Fonatur es una total masacre al medio ambiente por la sobredensificación al no respetar ninguno de los dos proyectos los planes maestros originales, por lo que la dependencia advierte que están haciendo las maletas para retirarse del destino en caso que no haya una rectificación.

En la Cumbre de Inversión Inmobiliaria Turística (Investment Summit 2020) que se inauguró ayer en el Centro Internacional de Convenciones de Cancún, Torruco Marqués, fue cuestionado acerca del tema y ya fijó la postura que en el caso de demostrarse que las autorizaciones otorgadas a las obras fueron de manera ilegal, deben de ir a la cárcel los responsables y luego lanzó un sablazo “todos los proyectos que cumplan con las densidades y con todo el reglamento debe de ser apoyado, en estos casos no hay impedimento legal para oponerse”.

La disputa y las tensiones ya están sobre la mesa, lo cierto es que la Secretaria de Turismo de alguna manera disfraza que quiere ceder sobre el tema, pero luego contra ataca sobre las presiones de Fonatur, pero como no defender lo que con bombos y platillos anunció AMLO en un mañanero de octubre de 2019.

Algo que además ya está pactado con Carlos Joaquín, gobernador del estado.El río continúa arrastrando piedras, la amenaza está latente por parte de Fonatur y Sectur, la otra cara de la moneda también está firme en sus propósitos, será un final trágico o final feliz, aún no se sabe porque la última escena no ha llegado, por lo que el telón aún continúa abierto, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

La caja está cuadrada

El pasado fin de semana, Carlos Joaquín González, aseguró que los hoteles RIU Riviera Cancún y Grand Island, proyectos aprobados por la Secretaría de Marina y Recursos Naturales (Semarnat) en la zona hotelera de Cancún serán un hecho.

A capa y espada defendió la construcción de estos dos nuevos centros de hospedajes y dio certeza jurídica, explicó que pasaron por procesos de autorización federal e incluso uno de ellos enfrentó largos litigios que logró sortear luego de varios meses en tribunales.

Como el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) lo había comentado la semana pasada, refutó que cuentan con autorizaciones hechas por dependencias federales durante el actual gobierno de México, en otras palabras, el RIU Riviera Cancún y Grand Island cumplen con la ley.Esto es un llamado para los ambientalistas que desde que salieron a la luz pública estos proyectos se alarmaron por las consecuencias que causará al destino por la sobredensificación, incluso hicieron algunas protestas sin éxito por el levantamiento de las majestuosas infraestructuras y hasta amparos ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y el Ayuntamiento de Benito Juárez.

A pesar que desde hace años se conoce esto, al “jugoso negocio” hay que darle la vuelta, ya no existe la capacidad para dar servicio a nuevas habitaciones en la zona, pero de seguro los especialistas que elegirán para estudiar el caso de ambos proyectos en este punto de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), le darán luz verde, a pesar que la sobrecarga en este entorno es preocupante.Recordemos que en octubre de 2019, Andrés Manuel López Obrador, y el titular de la Secretaria de Turismo federal (Sectur), Miguel Torruco Marqués, anunciaron la construcción del hotel Grand Island Cancún, cuya inversión asciende a 10 mil millones de pesos y la calificaron como una de las más grandes inversiones turísticas que se han hecho en 30 años en el país.

Un proyecto de tres mil habitaciones hoteleras, dividido en dos fases proyectadas para iniciar operaciones en 2022 y 2024; además, contará con financiamiento del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y dos bancos extranjeros, lo cual aseguró que es muestra del interés por invertir en México.En el caso del RIU Riviera Cancún, es un proyecto hotelero de 530 habitaciones que obtuvo los permisos ambientales federales en diciembre de 2015, pero no fue sino hasta febrero de 2016 que la Semarnat publicó su resolución en la Gaceta Ecológica.

En la MIA, la cadena RIU adelantaba que el hotel implicaría una inversión de 95.6 millones de dólares, además que el inmueble sería de un solo cuerpo en forma de “L” alargada de 16 niveles.Las obras del proyecto iniciaron obra desde hace unas semanas en un predio del kilómetro 17 del bulevar Kukulcán.Cinco años atrás, el hotel enfrentó diversos cuestionamientos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y se logró la suspensión de la obra, sin embargo,  perdieron los recursos y el proyecto se levantó con el ave fénix y este año iniciaron finalmente su construcción.

No hay dudas que la caja está cuadrada, a pesar que la zona hotelera de Cancún ya sufre de exceso de infraestructura y sobre explotación de uso de suelo, las autoridades dicen lo contrario porque es la lucha de ganar inversiones a toda costa, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

Lo que sigue…

Los últimos días han dado que hablar de Quintana Roo a nivel nacional, los medios replican la avioneta que aterrizó con drogas en la comunidad de Nuevo Israel cerca de Bacalar, donde hubo enfrentamiento entre militares y delincuentes, un muerto, lesionados y para ponerle la tapa al pomo al otro día otra narcoavioneta aterriza a la altura de Mahahual también con cargamento de droga y capturaron a dos hombre q iban a bordo de nacionalidad boliviana.

Mucha gente se pregunta: ¿Qué está pasando? ¿La descomposición del tejido social en el Estado hasta dónde? Cada vez más narcopistas en el sur del territorio, cada vez más ejidatarios preocupados por sus tierras y el chantaje de los grupos criminales, algunos aseguran que ya existen sembradíos de drogas.

Cada vez más gente extraña adentrándose en camionetas en la selva maya, sobre todo en la madrugada porque de noche todos los gatos son pardos.

Familias de los ranchos que ya están espantadas con la situación y fuera de la Guardia Nacional que hace la Secretaría de Seguridad Pública en Quintana Roo, esperemos que no llegar a los pueblos fantasmas y que la autoridad controles estos desafortunados actos.Gente ya asentada 40 años en el destino relatan que no es nuevo lo de las narcoavionetas que aterrizan en el sur del territorio y que vienen sobre todo de Centroamérica cargadas de estupefacientes, no es nuevo que gente pesada del narcotráfico ande por el Caribe mexicano, simplemente el pacto se rompió y la historia dio un giro de 360 grados, la estrategia y la táctica cambió, eso dicen, eso se cuentan.Pero hay un punto colgado para el análisis, si es la vía, si así van a frenar lo que por décadas les ha surtido efecto y por tal motivo repiten la acción.

La narcoavioneta que aterrizó en la tarde del pasado martes en Mahahual en sí su destino final era Cozumel, se rumora que en un aeródromo que está en las afueras de la isla y que los cozumeleños saben perfectamente quien es su dueño. La pregunta es que si el Gobierno investigará a fondo el caso o simplemente se irán por la vía que fue un duro golpe la narcotráfico, porque como dicen “el tema y la gente que lo envuelve están pesados”.Tanto como el caso de ayer miércoles cuando la Fiscalía General del Estado informó en un comunicado la fuga de un detenido -por posesión de drogas y armas- de una de las instalaciones de esta dependencia en la Supermanzana 89.

“Dicen” que escapó a través de la ventana de un sanitario de una de las sedes de la dependencia, por lo que se desplegaron grupos operativos, apoyados por autoridades, federales y estatales para su pronta localización.Lo curioso es que este chico colombiano a pesar de su corta edad (24 años) tiene un negro historial por delitos contra la salud y se dice que pertenece al Cartel de Jalisco Nueva Generación.

Entonces muchos se preguntan fuga o amenaza, escape o simulación, salida o conveniencia, lo cierto es que hasta ahora no aparece ni por debajo de las piedras. Como me dice una amiga, “se verán horrores y después de esto que es lo que sigue”, los habitantes de Quintana Roo siguen incrédulos ante tanto sucesos graves que ocurren a diario y lo que cuento es solo una probadita de los que ha sucedido en los primeros tres días de esta semana, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

Viveros de corales imprescindibles en nuestros tiempos

Los viveros de corales son importantes proyectos para salvar y restaurar a los arrecifes de coral, pero en estos tiempos de embate del calentamiento global a lo que se suma en el Caribe mexicano el blanqueamiento de corales y el sargazo, se hacen más imprescindibles.

En el Caribe mexicano destaca por varios creados en la entidad como el que data hace más de una década en el Parque Nacional de Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc.En 2014, el Centro Regional de Investigación Pesquera del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) en Puerto Morelos,Quintana Roo, estableció también uno.El Centro Ecológico de Akumal hace dos años rehabilitó sembrados de fragmentos de coral.

Hace par de días, destacó la noticia que bajo la coordinación de Inapesca junto a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la asociación Arrecifes Saludables, Ecosur, UNAM, prestadores de servicios, lograron la obtención de 48 mil 40 colonias de coral de 12 especies, de ellas realizaron la siembra de  24 mil 396 en 2019 y por primera vez en el mundo se hicieron siembra masiva. Vale recordar que la meta de este proyecto es producir 255 mil corales para el 2022.

A esto se suma la empresa de servicios turísticos Altournative, que resalta como la primera empresa en Quintana Roo que tiene un vivero de coral, lo cuales son después trasladados a la barrera arrecifal para mantener la salud del ecosistema y que en 2019 lograron 250 corales de la especie acropora palmata, conocida popularmente como cuerno de alce.

Si hago una introducción extensa es para hacer de nuevo un llamado a lo que nosotros como seres humanos estamos haciendo en el planeta, irrisible resulta que 70 años atrás se hablara de la proliferación de viveros de corales, porque la sociedad no estaba lista para un mundo completamente nuevo y mucho menos estaban empapados de la problemática, ahora porque esto que ya nos pisa los talones, en aquel entonces era un mundo que apenas se podía comprender.

Este ecosistema proporciona un hábitat y un sitio de reproducción a incontables especies de peces, además que protegen a la tierra de la erosión, es imprescindible en estos tiempo pensar y planificar proyectos de este tipo, por la voracidad que tenemos contra el medio ambiente, a marchas forzadas ahora se realizan viveros de coral para sostener un mundo marino impresionante que lamentablemente está muriendo.

Desde los años 70 ya se encendieron los primeros focos rojos y en aquel entonces ya algunos biólogos, científicos e investigadores crearon fundaciones para salvar a los arrecifes de coral después que Ken Nedimyer, conservacionista y buzo veterano ingeniara la técnica que concibió en su fundación: reproducir las especies de coral en extinción en viveros subacuáticos y luego volver a plantarlos en los arrecifes que están muriendo y el éxito fue asombroso.

Por eso me quedo con las reflexiones de Nedimyer : “Solo me pregunto si se podrá capacitar a gente suficiente para la noble causa y si se podrá plantar suficientes en el mundo para resucitar a los corales; pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

¿Y qué sucederá con el Operativo Mochila?

Tras la tragedia ocurrida en una escuela en Torreón, Coahuila de repercusión nacional perpetrado el viernes de la semana pasada en el colegio Cervantes, donde ya es conocido que un adolescente de 11 años con una pistola de calibre .40 y otra .22 masacró a una docente, hirió a un profesor y cinco alumnos, para después quitarse la vida, se debe analizar seriamente los patrones de revisión en la entrada de los planteles educativos.

Tanto tiene el maestro la misión de educar, como los padres, la balanza es equilibrada, no de un solo lado, o sea, la enseñanza debe ser equilibrada.

Preocupante lo que sucedió, si, hasta el momento corremos la suerte que en Quintana Roo altercados como este no hayan sucedido, aunque no quedamos exentos, sin embargo, es un llamado para la reflexión.

Hay varios puntos que atacar, uno de ellos la importante y valiosa herramienta que es el internet, lo bueno y lo malo que encierra, de ahí lo que los especialistas repiten una vez tras otra, hay que revisar lo que ven sus hijos, por donde navegan, que videojuegos siguen y con qué frecuencia, qué contactos con “gamers” realizan en línea, con quien hablan del otro lado de la red.

En un principio se manejaron dos versiones, por los que pudo estar influenciado el adolescente ahora ya sin vida.Una es que el adolescente agresor, autor del tiroteo iba vestido de Eric Harris quien junto a Dylan Klebold fueron causantes de la masacre de Columbine, en Estados Unidos, en 1999, que tras las investigaciones luego quedó descartado.

La otra, el videojuego “Natural Selection”, lanzado por primera vez en 2002 y que guarda relación con la camiseta del adolescente de preparatoria de Estados Unidos que plasmaba eso y se basa en disparos en primera persona, narra una trama sencilla sobre un conflicto entre humanos y alienígenas, la cual presenta dos equipos los ‘Kharaa’ y los grupos de marinos. La última versión data de 2007.

Esta versión al final se dedujo que el videojuego fue el detonante de su lamentable acción.

Además de esto hay otras cuestiones a analizar como tener en cuenta las amistades, con quien andan los hijos, qué hacen, a dónde van, conocer los padres con los chicos o chicas que se juntan.Recientemente la Fiscalía General del Estado de Coahuila, dio a conocer que las armas que portaban pertenecían a su abuelo no contaban con permisos legales, una de ellas era para uso exclusivo del Ejército.

Se cuenta que era un niño con buenas calificaciones, sin embargo tocado por el divorcio de sus padres y vivía con sus abuelos, entonces hay que recalcar que los niños y adolescentes requieren de dedicación, tiempo y mucha atención. La supervisión viene desde la casa

Otro aspecto a revisar es que a pesar de este preocupante hecho, hay asociaciones que se siguen oponiendo al programa “Operativo mochila”, criterios como que se violentan los derechos humanos de la niñez, siguen latentes, de todas formas se evaluará en conjunto la SEQ y la CNDH, por su necesidad e importancia.Una de las opciones que ya se maneja a nivel nacional es que los padres sean los que revisen las mochilas de sus hijos antes de entrar a la escuela.

¿Y usted papá lo hace a diario, revisa lo que lleva su hijo a la escuela? Saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

Y siguen a galopes sobre Tajamar

Recientemente luego de estar quieto por meses el tema del Malecón Tajamar, se dio la noticia de la restauración del manglar en el complejo, tema pendiente desde 2017 y que ya por fin la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales dio luz verde.

La propuesta específica que la Comisión Nacional Forestal llevará la batuta de los trabajos, entre las que se establece la rehabilitación del flujo de agua en varios predios y la restitución del manglar en áreas afectadas.Ahora, la buena nueva anunciada por Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) es que se necesita una cantidad aproximada de 40 millones de pesos para darle mantenimiento al área para rehabilitar las luminarias, drenaje y personal de vigilancia.

Esto es algo incongruente con el tema de la restauración, porque entonces quién se encargaría del cuidado de éstas, si los recursos por el momento son nulos, por un lado le dan una palmada por la espalda a los ambientalistas defensores de Tajamar para que sientan un aparente y en el fondo disfrazado triunfo, porque a camisa quitada, el asunto sigue cojo.

Recordemos que en la madrugada del 16 de enero de 2016 se dio el ecocidio en el sitio con el desmonte de 40 hectáreas de manglar de las 72 existentes en ese terreno que además tiene selva baja y sabana.Algo que llama la atención es que luego que se termine el proceso restauración (que hasta el momento no se sabe qué tiempo será), se comenzará hablar con los dueños de los predios para comenzar a negociar el no tan importante tema de las indemnizaciones.

Como se recordará, 11 millones de pesos, fue el monto invertido por inmobiliarias en el complejo al cancelarse el proyecto.A pesar de no tener la dependencia presupuesto para indemnizarlos que ronda los tres mil millones de pesos, según datos de la Fonatur de la pasada administración federal, este gobierno tiene en planes hablar con los afectados, reitero luego de la restauración, en pocas palabras y como se dice popularmente “con la mano en la cintura”, sin prontitudes.

¿Cómo se va a solucionar esta problemática y para cuándo? Según el discurso del funcionario se busca dar tramitación con la propuesta de darles otros terrenos de acuerdo a las hectáreas que tenga cada dueño en Tajamar.Una parte del problema resuelto (según ellos), pero no del todo porque lo primero sería saber qué tanto terreno tiene el gobierno federal para dar y en qué sitios tan favorecidos que acepten los dueños implicados en ese lugar.

Sacando deducciones anticipadas, sin todavía saber cuánto tiempo demorará la restauración del manglar, entre el arranque, la preparación, el desarrollo y la conclusión que se lleva un buen tiempo, quizás uno o par de años.

Esto sin tocar el tema de la construcción del edificio proyecto de lujo Infinity que desde hace unos años está en obra negra al permanecer clausurado al caer en el conflicto de Tajamar, otro obstáculos para las autoridades federales que le siguen dando vuelta a la cabeza y no saben hasta el momento como lo van a solucionar.

Entre lo que se resuelve esto, el tema de las indemnizaciones se avizora aún lejano, porque hay que seguir lineamientos y cumplimientos de burocracia, amparos y si sacamos cuenta el tiempo corre y probablemente este gobierno ya estaría de salida, entre que buscan dar partida o dilatan el asunto, por lo que es el cuento de nunca acabar y el tema de Malecón Tajamar seguirá a galopes, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final

Año viejo que se va…año nuevo llega ya

El año viejo se va y el nuevo llega ya, uno más que se suma al calendario de nuestras vidas, para los quintanarroenses con miles de sinsabores y cientos de augurios, como ven la balanza no está pareja y es que es preocupante lo que está pasando en el estado, sobre todo en Cancún, la joya del Caribe mexicano.

Sin embargo, no voy a poner el dedo sobre la llaga, de un Quintana Roo que día a día se va deteriorando y la delincuencia acaparando espacios, hoy es para encender un rayo de esperanza, es un canto y una oda a la esperanza, la hermandad, la solidaridad y la paz.

Hay que levantar las copas por un mundo más equilibrado, desterrando los rencores y aprender a perdonar.

Sin dudas aprender a negociar, será de las tareas que no se quitará de la planificación de mes con mes, uno de los proyectos importantes de la Cuarta Transformación es el Tren Maya que nos toca de cerca y debe comenzar a dar sus primeros pasos en el primer trimestre del año, por lo que la comunicación con los pueblos mayas será decisivo, ya no se puede dilatar más el proceso.

Avanzar en los negocios de la contingencia del sargazo que a nivel de las tres órdenes de gobierno se debe estar mejor preparados en la temporada, es otro pendiente, por lo que se han desplegado varias acciones tales como la fabricación de embarcaciones sargaceras, donde la Secretaría de Marina ya ha tomado la batuta.

El crecimiento hotelero va viento en popa, no así las Manifestaciones de Impacto Ambiental que atentan contra los cambios de uso de suelo, el tema de nunca acabar; así como la tala de los manglares, la duna costera del estado acabada, la erosión de las playas otro asunto escabroso, y el blanqueamiento de corales persistente, por lo tanto negociar para que no avancen más estos fenómenos es fundamental.

Esto por una parte, pero también hay otra palabra mágica que inquieta y se trata del presupuesto, si tan solo éstas son algunas de las cuestiones que aqueja a la entidad: ¿Habrá bolsa económica que la aguante? ¿Si están garantizados los recursos?

Existen diferentes maneras de realizar estrategias de mercado, así como diferentes actividades diarias para manejarlo, eso es lo que se espera que no vaya al azar, descarrilándose. E

l viaje al año 2020, apenas va a comenzar, esperemos que para Quintana Roo y toda la población cosmopolita que habita en este maravilloso territorio de tierras ancestrales mayas, como tierra de excelentes guerreros progrese para bien.Solo me queda destapar el corcho de la botella y decir salud por ustedes amigos lectores, la esperanza es lo último que se pierde, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

Monopolio de las navieras, duro de pelar

El tema de las navieras que tienen la licitación para el cruce de Playa del Carmen a Cozumel y viceversa, se ha convertido en la comidilla de estos días, para los que a diario tienen que agarrar este medio de transporte representó un duro golpe el alza de los precios de la noche a la mañana, solo con la disposición de un anuncio en la taquilla de pago.

Hasta la senadora Marybel Villegas Canché, alzó la voz en la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, claro está porque le compete como integrante de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.El exhorto fue que la Comisión Federal de Competencia (Cofece) intervenga por la alza de tarifas en la naviera para determinar si hay prácticas monopólicas en el alza de precios.Les recuerdo que la Cofece es la institución encargada de garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir, investigar y combatir los monopolios, las prácticas monopólicas, las concentraciones y demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados.

Desde mediados del mes pasado es la pesadilla para muchos, de nueva cuenta se ponen de acuerdo ambas navieras para cobrar más la ruta, en el 2016 fue la misma historia, en aquel entonces por ese motivo fueron multadas con 45 millones de pesos por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Siguieron probando fuerza y en marzo de este año subieron las tarifas y otra vez la aplican, un segundo aumento sin dar tiempo a que llegue el 2020.¿Qué irá a suceder en esta ocasión? Mientras se debate y se llega a un acuerdo, exprimen los bolsillos de los que necesitan a fuerzas este medio de transporte. ¿Cómo frenar esta desfachatez sin consultar al pueblo y que afecta además al destino y al turismo?Por ahora ningún directivo de ambas empresas asoma la cabeza y siguen adelante saboreando la estocada y amasando sus bolsillos.

Por otro lado la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), se lava las manos dicho por voz propia de Alicia Ricalde Magaña, titular de la paraestatal, la administración no tiene ninguna injerencia en el incremento de tarifas que puedan aplicar las navieras que operan en el estado.

Hizo saber que la Apiqroo únicamente presta servicios portuarios; tiene clientes y proveedores como cualquier empresa, esta atribución, subrayó, es facultad exclusiva de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, (SCT), a través de la Dirección General de Marina Mercante.

Importante el dato que aporta y curioso a la vez ya que se tuvo que recurrir al auxilio y piedad del Senado de la República para ver si se da solución al delicado y ya viejo truco de las navieras, sin que la Cofece proceda, la SCT está atada de manos y pies y no tendrá posibilidad de establecer regulación tarifaria, por medio de la Dirección General de Marina Mercante.

Si no es la primera vez que sucede este abusivo alza de precios, cómo es que las dependencias involucradas en el tema no tenga un as bajo la manga, para actuar con inmediatez y hasta al Senado de la República se ha tenido que recurrir para abogar por la problemática, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

El andar inseguro de los peregrinos

Debido a la inseguridad que hace alrededor de tres años golpea de manera regular a la sociedad de Quintana Roo, en especial en Cancún y Playa del Carmen, este año se notó una baja considerable de antorchitas que devotamente por estas fechas acuden al Santuario de la Virgen de Guadalupe, todo debido a un solo factor, pero que pesa mucho y es la “inseguridad”.

Como es habitual desde principios de diciembre la iglesia de Guadalupe se prepara para recibir a los miles de feligreses que adoran y acuden a expresar su agradecimiento a la morena del Tepeyac y dar cumplimiento a sus promesas.

Sin embargo, es notable la ausencia de los grupos de antorchitas que no figuran en este 2019 en la lista y todo por miedo, temor a arriesgarse y que ocurra una desgracia ya que son cientos de personas que se exponen en la carretera.

Producto de esto cada vez son más los cambios de la carrera de antorcha por la bicicleta, incluso el uso las motocicletas, algo que se observa a nivel nacional y que nuestro estado ya no está exento.

En la actualidad no basta la coordinación con las diferentes autoridades para que se realice la vigilancia durante el trayecto que realizan, cada vez necesitan estar más alertas por los delitos que antes eran aislados y ahora se cometen habitualmente en el estado.

El cruzar varios municipios que antes no era para nada preocupante ahora en un punto de análisis serio que se suman a los obstáculos que ya son cotidianos en los peregrinajes como los accidentes automovilísticos, percances en la carretera y las condiciones del clima.

Las autoridades deben cambiar el chip para darle tranquilidad a los devotos, deben trazar una nueva logística acorde a los nuevos tiempos que atraviesa la entidad, por el momento la realidad es otra porque siguen con el mismo operativo de rutina que caducó y la clara evidencia son las estrategias y medidas que ahora toman los devotos.

Entonces, ¿Qué se tendrá que hacer para el cambio, teniendo en cuenta que las travesías que son de día y de noche? Cómo se le va a dar solución a este tema que parece insignificante, pero es indignante.

Mientras, cada vez son menos los que se exponen, a pesar que el altar espera a los fieles, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.

 

Voluntad más que nada

LICETY DÍAZ

La certificación a Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC), es un tema viejo que no surtía efecto, abandonado como muchas leyes a la merced del cumplimiento de una dependencia para cabal formalidad, hasta que alguien frotó la lámpara y el genio le recordó que podría ser efectiva y ¡bingo!

Desde hace unos cuatro años las tres órdenes de gobierno están moliendo en el trapiche la bendita certificación porque tienen igual peso que una Reserva de la Biosfera, Parque Nacional o Área de Protección de Flora y Fauna.

Esto a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) le viene como anillo al dedo, con eso de que cada año que pasa, adolecen de más recorte presupuestal, y qué decir de la falta de personal.

Por eso llevan de la mano a ejidatarios, dueños de propiedad privada y colonias comunitarias a la capacitación “brindan apoyo y constancia”, para que cada vez se certifiquen más comunidades.

En Quintana Roo aún queda mucha selva a la cual se le puede sacar provecho para múltiples actividades y que reúnen los requisitos para obtener ADVC, si bien la certificación ayuda al aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, blindaje frente a la exploración y explotación minera y de hidrocarburos, la mitigación y adaptación ante los efectos del cambio climático, en el Estado es importante, sobre todo por el mejoramiento de infiltración, calidad y cantidad de agua, al ser la península la de mayor reserva de agua que tiene el país.

México cuenta con 351 Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación, en 24 entidades federativas, sumando 550 mil 991 hectáreas donde participan aproximadamente 86 mil personas, algunas de las áreas cuentan con plazo de conservación hasta 99 años.

En nuestro territorio se cuenta en Benito Juárez con la Zona de Conservación de Puerta del Mar, con protección del mangle y vegetación acuática; la reserva del Moon Palace que contiene manglar, pastizal, tasistal y selva baja caducifolia.

En Felipe Carrillo Puerto está Much Kanan K’aax y Canaán Max, donde los mayas protegen la selva mediana subcaduciifolia y subperennifolia y selva alta perennifolia, así como cuerpos lagunares y aguadas.

En Othón P. Blanco está Huub’Sak, donde se cuida la selva mediana-alta subperennifolia y manglar, así como Puerto Morelos con las comunidades Las Gatas donde existe selva mediana subperennifolia y Biólogo Julio Berdegué Aznar con manglar, humedales y petenes.

Recientemente se sumó otra comunidad de Othón P. Blanco, Chakambakán, con 35 mil hectáreas destinadas voluntariamente a la conservación de Laguna Om, la mayor área voluntaria que se tiene (hasta el momento) en el estado y que representa más del 10 % del territorio protegido en la región, como parte de un plan integral de recuperación y conservación de la superficie vegetal.

Si bien las ADVC, son una forma de promover mayores fuentes de empleo, a través de proyectos ecoturísticos, y evitar la caza furtiva, la depredación, colaborando con las propuestas de conservación, vigilancia, protección y manejo de la misma, para reducir la deforestación, la protección de la biodiversidad, en el caso de la región detonar la producción de miel orgánica, no son suficientes las certificaciones.

La acción es válida, pero la voluntad y la motivación aún es poca, si se tiene en cuenta que solo unas pocas comunidades se han subido al tren, habrá que ver que los detiene o no los convence, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.