Beneficiará tren maya a ejidatarios

Los convertirán en socios del proyecto, como accionistas o mediante el pago de una renta

29
CANCÚN, Quintana Roo.- El coordinador de Programas de Desarrollo Integral en Quintana Roo, Arturo Abreu Marín, reveló que no habrá expropiaciones en el proceso de construcción del Tren Maya, pues ofrecerán opciones de negocio a los propietarios de la tierra por donde cruce la vía férrea, ya sea pago de renta o adquisición de acciones del proyecto.
El coordinador designado por Andrés Manuel López Obrador para operar los programas federales aseguró que mediante este esquema se evitará al máximo cualquier tipo de problema con los ejidos o propietarios privados de tierra, ya que además hay una instrucción del próximo presidente de la República en el sentido de que no habrá expropiaciones para poder realizar el proyecto.
Una tercera opción para los propietarios de tierra será la de integrarse a los negocios complementarios que se detonarán en torno al proyecto férreo, por ejemplo, en las estaciones de pasajeros, las cuales están pensadas para convertirse en inmuebles de uso mixto, donde se construirán centros comerciales y todo tipo de infraestructura complementaria que albergará a prestadores de servicios de diversos giros.
Además está previsto que haya nuevos desarrollo de vivienda en torno al tren, por lo que habría opciones de negocio que se ofrecerán a las comunidades que pudieran verse afectadas por el trazo de la vía férrea.
Dijo sin embargo, que esto implicará un proceso de negociación con comunidades, ejidatarios y propietarios privados de tierra, en la que intervendrán representantes de los tres niveles de gobierno una vez que se eche a andar el proyecto cuando tome posesión la próxima administración federal.
Finalmente, agregó que la situación se analizará en las próximas semanas, una vez que se integre el comité negociador; en el que participarán autoridades de los tres órdenes de gobierno, encabezados por el representante de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons.
Las declaraciones Abreu Marín son consistentes con el Proyecto de Nación dado a conocer por López Obrador en campaña, el cual refiere que “la participación del gobierno federal, empresas privadas, pequeños propietarios y ejidatarios se contempla dentro del proyecto para darle factibilidad. La inversión inicial es 35,000 millones de pesos para los tres primeros años del proyecto (de los cuales una parte pueden ser recursos privados).
El documento plantea también que a partir de la definición de los Derechos de Vía que tendrá el sistema ferroviario y sus estaciones, se deberá hacer una estrategia de integración de reservas territoriales, para que en ellas se puedan absorber las necesidades de terrenos para equipamiento y el desarrollo de servicios y productos que, de acuerdo con las distintas vocaciones del suelo. (Saraí Reyes/Grupo Cantón)