Borgista, cumplirá sentencia desde su vivienda

Rivera se desempeñó como directora de CAPA, donde ocurrió la malversación de fondos

22

CHETUMAL, Quintana Roo.- La ex directora de recursos financieros de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) en la administración de Roberto Borge, Alicia Rivera Galera, abandonó ayer el Centro de Reinserción Social (Cereso) de la capital del estado, luego de lograr que un juez le otorgara arraigo domiciliario.

Desde casa

La ex funcionaria estará custodiada de forma permanente por elementos estatales de la policía preventiva, y tendrá prohibido salir de su vivienda.

Rivera fue detenida el 28 de noviembre del año pasado, al ser acusada por el desvío de mil 50 millones de pesos entregados por Aguakan como una contraprestación para lograr la privatización del servicio de agua en el municipio de Solidaridad, recurso que fue entregado por CAPA a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), cuyo destino final aún se ignora.

También se le acusa de otro desvío, de más de 500 millones de pesos, obtenidos mediante un crédito bancario. El primer desvío ocurrió cuando era titular de CAPA Paula González Cetina y, el segundo, durante la administración de Gustavo Guerrero Ortiz, ambos durante el gobierno de Roberto Borge.