Síguenos

¿Qué estás buscando?

11 agosto, 2022

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

Una guerra al estilo ruso

Tras el discurso del presidente Zelensky de Ucrania otorgando póstumamente el título de Héroe de Ucrania a todo el destacamento, que supuestamente resistió el ataque de las fuerzas rusas y fue masacrado. Mientras tanto, las noticias rusas mostraban a esos mismos guardias fronterizos sentados en mesas y firmando declaraciones juradas de que deponían voluntariamente las armas y esperaban ser repatriados a sus hogares y familias.

Sin embargo, leyendo la serie de artículos de los periódicos como en el  New York Times, no encuentro noticias de un bombardeo de toda la ciudad de Kiev o de la participación militar rusa en combates callejeros en la ciudad.

Como Rusia no anuncia el progreso de su campaña, los medios occidentales sugieren que está perdiendo la guerra. No veo evidencia de que este sea el caso y creo que está lejos de la verdad. La falta de informes confiables hace que el mapeo de la línea de frente actual sea simplemente imposible.

Estados Unidos le tiende una “trampa para osos” a Rusia. Calculan que si las fuerzas rusas se empantanaran, se abriría una puerta para la intervención de la OTAN: 175 mil soldados de la OTAN ya están posicionados en las fronteras de Rusia con una potencia de fuego masiva y formaciones aéreas y fuerzas navales que rodean a Rusia por todos lados. 

Una intervención de la OTAN equivaldría a una guerra entre Estados Unidos y Rusia, es decir, una guerra mundial con armas nucleares. Putin le pidió explícitamente a Biden que retrocediera. Pero desde entonces Biden ha indicado que la OTAN seguirá enviando armas a Ucrania.

Es importante notar  que en 2008 en unas de las reuniones de la OTAN en Budapest, Putin dijo a muchos de los presente   que si  Europa aceptara, que las regiones de Ucrania y Georgia (Rusia) entren en la UE, si esto pasara entonces habrá guerra. Y la resolución fue tomada que nunca Ucrania y Georgia fuesen miembros de la OTAN esto llevo lo acuerdos de Minsk  firmado el 5 de septiembre de 2014 por los representantes de Ucrania, Rusia, la República Popular de Donetsk (DNR) y la República Popular de Lugansk (LNR) para poner fin a la guerra en el este de Ucrania, los cuales como no fueron respetado provoco la IRA de Putin hoy.  

Te puede interesar

Advertisement