Síguenos

¿Qué estás buscando?

4 julio, 2022

Por Georges Goubert Panini

Voces

Una catástrofe extrema

En 2014 dije:

La destrucción del dólar y la institución de una burocracia económica global no son acciones que los financieros internacionales puedan llevar a cabo abiertamente. Estos eventos coincidirán con una catástrofe extrema, probablemente peor que la era de la Gran Depresión, con millones y millones de personas perdiendo la capacidad de mantenerse financieramente a sí mismos y a sus familias.

He advertido durante algún tiempo que el desarrollo de tensiones Este/Oeste se utilizaría como una tapadera para el colapso del sistema del dólar. Advertí que, en los medios estadounidenses, este colapso sería atribuido al dumping oriental de las reservas de divisas y los tesoros públicos, lo que resultaría en un efecto dominó global que terminaría con el estatus de reserva mundial de los Estados Unidos. A su vez, la comunidad internacional estaría condicionada a ver esto como la simple torpeza de un Estados Unidos mimado y enloquecido por el poder. Podría conducir a una guerra total o a una tormenta financiera que dejaría a gran parte del mundo paralizado y desesperado por recibir ayuda.

Pero una guerra económica con el Este podría no ser suficiente para socavar a Estados Unidos y anunciar una nueva economía global con una moneda única. Los globalistas también deberían sabotear nuestra economía desde dentro.

Otro evento del que vengo 

advirtiendo desde hace muchos años es la inevitable acción de la Reserva Federal de subir las tasas de interés cuando la economía está débil.

El problema es que la FED  se ha vuelto dependiente de la flexibilización cuantitativa del banco central. Las recompras de acciones han sido el principal impulsor de las acciones estadounidenses durante años, y esas recompras se financian con préstamos fáciles de la Reserva Federal. 

Por supuesto, estas mismas políticas de dinero fácil también desencadenaron el crecimiento exponencial de la inflación.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

 En lugar de resolver el problema de la inflación o la deflación, la Reserva Federal creó un evento de crisis que combina los dos ya que Rusia ahora requiere que cualquiera que compre productos vitales lo haga en rublos como era de esperar, los principales medios de comunicación apenas hablan de esto.

Te puede interesar

Advertisement