Síguenos

¿Qué estás buscando?

11 noviembre, 2022

Crimen y Castigo

Orín de gato o Breaking bad

¿Alguna vez has tenido un gato en casa y no le has limpiado su arena por mucho tiempo? ¿Has pasado por una casa o departamento que tiene muchos gatos y huele extraño? Bueno, ese olor no solo es distintivo de los desechos de estos animalitos, también es así como huele cuándo procesan algunas drogas.

Hace unos días un sujeto fue detenido por la Fiscalía General del Estado y fue por mera causalidad (como suele pasar muchas veces). Dicho sujeto recibía muchas quejas de sus vecinos, harto de la situación decidió salir de su domicilio con un arma y hacer disparos al aire, esto provocó que llamaran al 911. Cuando llegó la policía se percataron de cierto olor saliendo de la casa, la sorpresa que se dieron fue que era un narco-laboratorio.

Muchas casas podrían ser lugar de venta de droga, pero muy pocas, muy pocas son aptas para ser narco-laboratorios. Estás casas necesitan ser grandes, con buena circulación de aire y, si es posible, con un patio grande con techo. En Cancún, hablar de una casa grande, es estar hablando de casas en zonas de un buen nivel socioeconómico, es decir, que tiene alta plusvalía.

Lo que muchas veces delata a este tipo de lugares, no es la fachada o las personas que hay ahí, sino el olor ya que es muy distintivo y desagradable para el olfato. Para algunas personas este olor es como romero quemado, orín de gato o aceite quemado. El proceso químico para que puedan crear una droga desprende muchos olores.

Mi recomendación es la siguiente: Si eres una persona que va a rentar su casa (grande y bonita), haz una pequeña investigación de tu futuro inquilino, porque si está metido en malos pasos y lo agarran en tu casa, prepárate para un camino burocrático largo. 

Si vives cerca y crees que tu vecino tiene su taller de química clandestino, denúncialo. Si piensas algo como “Es que no sé quién es, me puede ir mal”, déjame decirte algo, ya te está yendo mal por dejar que esa persona se quede y sea un riesgo para ti y tus seres queridos. 

Las personas que se dedican al narcotráfico tienen más poder y control si la gente no denuncia, si piensas “los dejo en paz y no me harán nada”, está frase es un pensamiento que ha hecho que poco a poco la violencia siga creciendo. La vida no es como una serie de televisión; el miedo es un arma peligrosa, no dejemos que la usen.

Te puede interesar

Advertisement