Síguenos

¿Qué estás buscando?

11 noviembre, 2022

Lo que bien se dice... bien se entiende

Transformar desde una Cultura de Paz

Desde hace mucho tiempo, la humanidad ha venido buscando la verdad y la felicidad por medio de la ciencia, la religión, las artes, la filosofía y de varias ideologías, sin embargo, la humanidad continúa de forma creciente, contaminando nuestro bello planeta, agotando más sus reservas naturales y desencadenando una crisis económica sin precedentes, teniendo que enfrentar como consecuencia, los estragos, catástrofes y resultados poco favorables que deterioran el entorno y debilitan progresivamente las condiciones de vida que dejaremos a las nuevas generaciones.

Ha llegado el momento en que la humanidad se libere de los viejos conceptos, hábitos y costumbres, centrados en la vida material, artificial, de apariencia e insatisfacción, de soledad emocional y vacío existencial, para establecer una nueva forma de vida, nuevos caminos con sentido, que proporcione la verdadera felicidad.

De ese tamaño es el reto que tenemos quienes nos encontramos en este tiempo, espacio y proyecto, para mejorar nuestro mundo; la incógnita es ¿Cómo vamos a lograrlo? Nelson Mandela afirmó que “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo” y creo firmemente en eso y en nuestro camino común para lograr una vida con un enfoque de desarrollo humano sustentable, para mejorar la salud del planeta.

Propongo una vez más, que apostemos por la educación y la conciencia. En los últimos años, me he dado cuenta de algo muy importante: nadie puede infiltrarse en la fuerza del espíritu o voluntad, tampoco en la mente y menos sujetar las manos o los pies de otras personas y hacer que cambien sus hábitos para construir un planeta más sostenible, ¡así que lo que podemos hacer es aprovechar la educación para que ocurra el cambio!; aquí es donde coincidimos, donde estamos, por un lado, quienes  quieren ser mejores cada día, preparándose, estudiando y por otro, quienes estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para servir, formar y prepararlos. El punto de encuentro es, la Universidad Tecnológica de Cancún.

La formación integral es una fuente infinita de posibilidades, después de atraer a miles de soñadores, deberán mantenerse firmes en un esfuerzo constante para convertir esos sueños en realidad y descubrirán, que, con su esfuerzo, disciplina, dedicación y entusiasmo, todo es posible. Vivirán motivados en su paso por la UT Cancún BIS, disfrutarán y recordarán todas esas experiencias que los forjaron y las podrán replicar una y otra vez; en su vida profesional, académica y personal. Quienes formamos parte de ese privilegio de acompañarles, encontraremos motivos suficientes para intentar, tantas veces como sea necesario, lograr las metas institucionales, sin dejar de disfrutar la vida misma, que se complementa con el trabajo y que, a través de la cultura de paz, sigamos transformando nuestra mejor versión de seres humanos.

Te puede interesar

Advertisement