Síguenos

¿Qué estás buscando?

26 septiembre, 2022

Lo que bien se dice... bien se entiende

Toma de decisiones, con ética

En el mundo actual, y no solo cuando de los negocios se trata, también en los gobiernos, instituciones educativas o asociaciones civiles sin fines de lucro, pareciese que una de las premisas que debe imperar es “el fin justifica los medios”, frase que se ha atribuido a Nicolás Maquiavelo, a pesar de nunca haberla escrito y, al parecer, tampoco haberla pronunciado, dado que en su libro “El Príncipe”, Maquiavelo expone la idea de que los hombres, estando en el poder, deberían ser juzgados por los resultados obtenidos, y si al final los resultados deseados se logran, los medios utilizados para alcanzarlos tendrían que ser perdonados. Esto va en lógica contraposición de lo que expresaría la frase opuesta “el fin no justifica los medios”.

También, para el tema que nos ocupa, podría referirme en particular al padre de la administración científica, Frederick Winslow Taylor, que en resumidas palabras describe que a quien le gusta o le corresponde administrar y en esta función está implícita la toma de decisiones, no necesariamente hace lo que le gusta o le gusta lo que hace, sino más bien tiene que hacer lo que se necesita, le guste o no le guste, y aquí tendría que estar implícito el aspecto ético, y por ética actuar en consecuencia, afecte a quien afecte. 

El asunto recae entonces en la gran responsabilidad que se asume al dirigir, presidir, gobernar o conducir grupos de personas que deben cumplir objetivos  y metas, dicho de otra manera, que deben dar resultados y esto aún en las circunstancias de escasez, conflictos organizacionales, la presión de tiempos y movimientos, competencia, avances tecnológicos, etc, con los máximos grados de profesionalismo y ética; aun teniendo enfrente los diferentes comités o comisiones que deberían contribuir a la expedites y bien términos de cada asunto recibido y en el cumplimento en tiempo y forma, coadyuvar a que se logre aplicar la justicia con ética. 

Lamentablemente, muy lejos de lo que Nicolás o Frederick decían o quisieron decir, en la actualidad reza un dicho que destruye toda posibilidad de contribuir a esta asignación y aceptación de responsabilidad, que dice: si quieres que algo nunca se resuelva, crea una comisión para el caso y al inicio de este párrafo utilizo una palabra poco agradable y poco usada también por un servidor pero que, en atención a las realidades, es aplicable. 

Con la firme convicción de que la toma de decisiones si puede ir perfectamente acompañada de la ética, invito a todas y todos quienes tienen o tendrán un cargo con esta responsabilidad, a que dignifiquen su función, cumplan a sus integrantes de equipo y si es el caso a quienes los eligieron, y que el actuar sea siempre con miras a cumplir y hacer cumplir todas las leyes y normas que sean aplicables y que hagan lo que se necesite, les guste o no les guste, porque los resultados son inevitables y dice la biblia que por tus hechos los reconoceréis tomando en cuenta que todo es temporal y la oportunidad es hoy.

Te puede interesar

Advertisement