Síguenos

¿Qué estás buscando?

16 septiembre, 2021

Lo que bien se dice... bien se entiende

Tiempos de cambio

En la década de los setentas todavía se daban los cambios organizacionales y tecnológicos de manera controlada, esto significa que primeramente se manejaba en los altos mandos, después se programaba una campaña de difusión y capacitación y hasta el final se enteraban quiénes en realidad operarían las nuevas tecnologías. Además de que el proceso era controlado, también era lento y se presentaba mayor resistencia al cambio, así como una serie de prejuicios que provocaban baja productividad.

En las décadas posteriores se acortó la distancia entre los avances tecnológicos. El siglo pasado comenzó con carretas de caballos y terminó con el hombre en el espacio, con códigos de barras estandarizados, computadoras personales, primer corazón artificial permanente, internet, redes sociales, videojuegos, teléfonos inteligentes. Aunado a todos estos avances tecnológicos, también las nuevas generaciones tienen una revolucionada forma de pensamiento y de vida.

Actualmente el cambio se manifiesta a cada segundo, los individuos tienen la información al alcance de un clic, se conoce un descubrimiento antes de que sea totalmente consolidado, el teléfono de última generación se vende antes de que sea terminado y pasa de moda antes de que llegue a todo el mundo.
En materia tecnológica y científica, hay un acelerado avance y cada día se busca la innovación y el desplazamiento de la competencia es el reto a vencer; o si es posible, eliminarla sería lo ideal al precio que sea. Cambio climático, cambio generacional, cambio y más cambio, y aunque la constante es el cambio por naturaleza, la misma naturaleza nos alerta de que la humanidad se encuentra en tiempos de cambio y cada vez los periodos del mismo son más cortos; incluso, las formas de pensamiento generacional se acortan en los procesos de cambio respecto a paradigmas y posicionamientos mentales hacia la convivencia y sociedad.

Los sistemas de gobierno a nivel mundial cambian periódicamente y la satisfacción en los gobernados cada día es menor, provocando así una saturación de presiones para la toma de decisiones; que al igual que pasa con el medio ambiente, dicha saturación hace que colapse y provoque desastres que atentan en contra de la misma humanidad y su hábitat llamado planeta Tierra.

Tiempos de cambio, es la disyuntiva en la que se encuentra la humanidad y mientras se encuentra a sí misma, será necesario dejar claro a las nuevas generaciones que, junto con todos los demás avances científicos, tecnológicos y naturales, se enfrentarán a estos apasionantes tiempos de cambio.

Te puede interesar

Advertisement