Síguenos

¿Qué estás buscando?

14 agosto, 2022

julian aguilar estrada

Lo que bien se dice... bien se entiende

¿Crear es igual a Innovar?

Lo único seguro que tenemos es el cambio, nada, pero absolutamente nada es estático, sin embargo, la resistencia a aceptar la afirmación anterior es un constante problema que alenta los procesos y hace que algunos de esos cambios se conviertan en algo hostil o hasta sufrible.

A veces, en el ánimo de expresar que algo se mejoró o se modificó, se usan términos como crear, innovar, renovar, perfeccionar, revolucionar, modificar, entre otros, pero en realidad, todo ha sido creado desde miles de años atrás y realmente lo que el ser humano ha hecho, es una combinación de elementos y procesos para transformarlos en algo diferente.

Respecto a la innovación, hay ciertos criterios que requieren ser integrados para que se considere algo como innovador, por lo tanto, la innovación es considerada como el acto de producir un producto o servicio y tener éxito comercialmente, ya que, si nadie lo ve o lo usa, no es innovador.

Cada día se acelera más el proceso de cambio, todo es más rápido que ayer incluso las personas que forman parte de las nuevas generaciones tienen procesos más acelerados tanto en sus vidas como en la expectativa de conseguir aquello que desean, llámese información, comida, servicios y cada día se paga más por la rapidez con la que se consigue algo, lo exprés se ha encarecido y lo novedoso se agota antes incluso de que salga al mercado, la competencia está entre los repartidores de pizza que más rápido entregan dejando de lado muchas veces la misma calidad tanto del producto como del servicio, lo importante es que sea rápido.

Crear no es igual a innovar, debido a que los procesos de trasformación son el resultado de la combinación de elementos ya creados y que al aplicarles modificaciones pequeñas, medianas o grandes y que sean aceptadas por los usuarios o clientes, entonces se hace presente la innovación, ya que se está dispuesto a pagar por obtener dichos productos o servicios y de preferencia antes que el otro y eso le da un valor de urgencia y muchas veces de escasez.

La innovación va muy de la mano con la ciencia y la tecnología y este trinomio hace que haya un resultado útil para las empresas, gobiernos y sociedad en general que debería buscar siempre, mejorar las formas de vida de cada generación sin dejar de poner al centro al ser humano y evitando que se denigre su propia dignidad, ya que ante los procesos innovadores, muchas veces se pierde la dignidad de la persona y la ética se deja de lado, buscando satisfacer fines más personales o empresariales, a costa, muchas veces de vidas humanas.

Si la innovación la ponemos al servicio de las personas, con fines de mejorar y elevar el nivel de vida, se lograría dignificar y en la línea del tiempo, llegar a un enfoque de desarrollo e innovación humana sustentable, porque, aunque todo está creado, siempre habrá formas de innovar a través de la transformación. 

Te puede interesar

Advertisement