Síguenos

¿Qué estás buscando?

21 mayo, 2024

contra-dicciones

Lo que bien se dice... bien se entiende

Contra Dicciones

“No nos hagamos tarugos, pos ya sabes que yo como digo una cosa digo otra, pues si es que es como todo, hay cosas que ni qué, ¿tengo o no tengo razón?”  Recordada por su bondad, humor y pocas pulgas y por sus frases sin sentido, María Expropiación Petronila Lascuráin y Torquemada de Botija, pero conocida como La Chimoltrufia, esposa del Botija, amiga del Chompiras y vecina de doña Nachita, sigue más que vigente gracias al legado que dejó en muchos personajes que, así como dicen una cosa, dicen otra.

Muchas personas suelen entrar en contradicción de sus mismas afirmaciones o propuestas, dependiendo del lugar y momento en que se encuentren o bien según la conveniencia, lo que provoca que pierdan credibilidad ante los demás; sin que este síndrome sea exclusivo de algún segmento de la población o perfil educativo, es más notorio en quienes más expuestos están con el público, medios de comunicación o las masas.

Este tipo de actitudes pueden tener su fuente en patrones de conducta adquiridos durante los primeros años de vida y por el entorno en el que se desarrollaron, pero también puede ser una forma de quedar bien con las personas con quienes se encuentra o a quien se dirige, en otras palabras, dice a los demás lo que quieren escuchar más que las convicciones propias.

Otro aspecto importante es la mala articulación o problemas de lento proceso de análisis para procesar los datos y traducirlos en palabras que generen información, preguntas o respuestas lógicas y elocuentes, lo que podría hacer caer en exasperación a sus interlocutores debido a la lentitud al pensar y más aún al hablar.

En el entendido de que dicción es el conjunto de características que definen la manera de hablar y escribir de una persona, hay quienes tienen esa falta de dicción y entran en contradicción, en decir, lo contrario o contradecirse de un momento a otro y no necesariamente aplica el dicho que dice… ” Es de sabios cambiar de opinión”…, porque la opinión misma está considerada como el nivel más bajo de conocimiento.

Cuidar la dicción así como la claridad de tus ideas, firmeza en tus valores y convicciones, reducirá en mucho las contradicciones en las que caigas y recurrirás menos a la chimoltrufia, sobre todo ahora que vienen tiempos de campaña y hay algunos que son lentos para hablar y cambian de discurso o partido en cada proceso electoral… porque yo como digo una cosa, digo otra, hay cosas que ni qué, ¿Tengo o no tengo razón?

Te puede interesar

Advertisement