Síguenos

¿Qué estás buscando?

6 octubre, 2022

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

Las sanciones solo sirven para ganar tiempo y no conducen a la victoria

Uno de los puntos clave de la política de sanciones de EE. UU.y de Europa, que la mayoría de los analistas, y ciertamente tampoco la mayoría de los analistas Pro rusos, no entienden completamente, es que las sanciones no son una herramienta política directa. Pero, en general, las sanciones utilizadas por Occidente son una herramienta mucho más peligrosa que el mero cambio de régimen político, son la columna vertebral de las estrategias de negación a largo plazo de los militaristas y los posibles colonizadores.

Llevamos cinco meses centrándonos en el efecto boomerang de las sanciones occidentales sobre la economía rusa. Y este efecto boomerang en Occidente, especialmente en Europa, es real y predecible. El objetivo de crear un atolladero en Ucrania que generaría disturbios internos para Putin no se ha materializado.

El atolladero militar es discutible, si hay que creer algo de los medios occidentales.

Si las sanciones han sido tan ineficaces, ¿por qué mantenerlas? ¿A qué objetivo estratégico pueden o deben servir?

Porque es obvio que las personas que armaron este paquete de sanciones tenían un plan. ¿Sobrevivió este plan al contacto con el enemigo? ¿Fue un fracaso total o un éxito parcial? Estas son algunas de las preguntas que quiero abordar.

En general, la mayoría de las sanciones dañan más a la persona que las impone que a la víctima.

Y es el caso, miran las consecuencias por todos los europeos, lo que va a llevar disturbios civiles.

Los dirigentes quieren la guerra el pueblo quiere la paz. 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

¿Cuanto tiempo se van a dejar someter los pueblos de Europa?

Por eso las sanciones no son un camino a la victoria. No son más que un ejercicio de ahorro de tiempo. Una vez bien considerados, constituyen un último golpe de farol.

Espero que una nueva generación de “expertos” en política exterior eventualmente se deshaga de la idea de que las sanciones no son el equivalente moderno de la guerra de asedio y que todo este ejercicio es solo una pérdida de tiempo para todos.

Te puede interesar

Advertisement