Síguenos

¿Qué estás buscando?

18 junio, 2024

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

La última pelea de “Joe Biden”

Esa cosa horrible por la que muchos de ustedes se han estado preocupando, y algunos de ustedes se han estado preparando, pues estamos allí ahora.

Y no es la voluntad del pueblo.

Los historiadores del futuro no tendrán que preguntarse ni por un minuto quién inició la Tercera Guerra Mundial en la década de 2020. Señalarán directamente a “Joe Biden”.

Acordemos que Ucrania nunca ha sido asunto de Estados Unidos. Durante siglos lo hemos ignorado, en los días de los turcos y los tártaros, o en el gobierno de los cosacos de Zaporozhie, sin hablar de  los crueles abusos de Stalin, luego de Hitler, y los años tristes y grises desde Jruschov hasta Yeltsin. Pero luego, después de destruir Irak, Afganistán, Libia, Somalia y varios otros lugares, todo para que Washington haga de Ucrania su próximo proyecto especial. Ellos diseñaron el golpe de 2014 en Kiev que derrocó al presidente electo, el Sr. Yanoukovich, para establecer una gigantesca lavandería de dinero internacional. El otro objetivo estratégico era preparar a Ucrania para el ingreso en la OTAN.

Uno de los primeros beneficiarios de estos arreglos, como recordarán, fue un adicto a las drogas y obsesionado con el sexo llamado Hunter Biden.

Después del golpe de 2014, y durante años, Hunter obtuvo ingresos constantes de la empresa ucraniana Burisma Holdings, una distribuidora de gas natural, pero Putin ha decidido dejar de vacilar en torno a Ucrania y lo dijo claramente en un discurso, en el que recordó que Rusia es una potencia nuclear.

Joe Biden respondió en un discurso ante la Asamblea General de la ONU, sin una palabra sobre posible paz o una resolución pacífica del conflicto. Él quiere guerra.

Por otra parte, las naciones de la Unión Europea no tienen idea de cómo llevarán a cabo su actividad económica sin el gas natural ruso barato del que dependían. Y aún más cuando en el futuro se revelara quien destruyo el gasoducto Nord Stream II.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

En unos meses más, de Riga a Lisboa, el pueblo de Europa se levantará.

Los mercados bursátiles de la eurozona ya están en caída libre. Los futuros estadounidenses prometen pronto un baño de sangre en Wall Street.

Estamos donde íbamos, es decir hacia la Tercera Guerra Mundial.

Te puede interesar

Advertisement