Síguenos

¿Qué estás buscando?

1 diciembre, 2021

Punto y coma

El parque de los tres nombres

El pasado 12 de noviembre la presidente municipal de Solidaridad, Lili Campos, colocó la primera piedra y develó la placa de lo que le llama parque “Xaman Ha”, con una extensión aproximada de 10 hectáreas. Este parque está ubicado dentro del exclusivo desarrollo inmobiliario Ciudad Mayakobá, al norte de Playa del Carmen. La colocación de esta primera piedra hubiese pasado como un acto más de gobierno sino fuese por varios detalles que nos llevan hasta el 2015. Les cuento. Allá por el año 2013 la comuna solidarense recibió en donación 10 hectáreas de terreno por parte de los desarrolladores de Ciudad Mayakobá ubicados dentro de los límites de este desarrollo, y los fraccionamientos populares el Petén y la Guadalupana. El día 8 de septiembre de 2015, el entonces presidente municipal Mauricio Góngora firmó un convenio de colaboración y trabajo en conjunto con Agustín Sarasola Sánchez Castillo, entonces director de OHL Desarrollos México y Alfonso Hernández Morales, director de Ciudad Mayakobá, junto con quienes realizó la colocación de la primera piedra y realizó un recorrido en el terreno donde estaría siendo edificado el Gran Parque Urbano. Exactamente 6 años después de haberse colocado la primera piedra del Gran Parque Urbano, la ex presidente municipal Laura Beristáin Navarrete inauguró la primera etapa del “Parque Metropolitano” con una inversión cercana a los 23 millones de pesos. La inversión para esta obra sería a partes iguales, comuna y desarrolladores de Ciudad Mayakobá.En resumen, tanto el “Gran Parque Urbano”, como el “Parque Metropolitano” y el “Parque Xamán Ha”, se tratan del mismo lugar, y todo parece indicar que cada presidente municipal en turno le ha apostado a cambiar de nombre a este espacio, quizás con la idea de arrebatar méritos a su antecesor o evitar cargar con estigmas. La presente administración parece más bien un gobierno de ocurrencias. A 6 años de haberse colocado una primera piedra de inicio de obra, Lilí Campos coloca una segunda piedra de inicio de obra, cuando que ya hasta incluso existe una primera etapa del mismo espacio inaugurada el pasado 9 de septiembre en el ocaso de la administración de Laura Beristáin Navarrete. Dicha acción da mucho que pensar porque podría más bien tratarse de un acto de duplicación o simulación de una obra que ya está hecha. ¿Pensaban a caso que los solidarenses nos seguimos tragando las mentiras de antes? Por lo pronto, ¿acaso no tiene asesores la presidente, y cuál preparación tienen? Mal chiste de Lili.

Te puede interesar

Advertisement