Síguenos

¿Qué estás buscando?

17 julio, 2024

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

El imperio de las mentiras

Se dice que Estados Unidos se ha convertido en el imperio de la mentira. La verdad es que durante las últimas décadas, las élites estadounidenses han erigido un sistema en el que las mentiras impregnan todos los aspectos de la vida social.

Todas las instituciones públicas funcionan con mentiras: el gobierno, los medios de comunicación, el sistema educativo, las artes, las fuerzas armadas e incluso los deportes.

Un evento reciente es emblemático del Imperio de las Mentiras en el que vivimos. El 13 de marzo, el periódico USA TODAY publicó su lista de las doce mejores Mujeres del año. Una de estas “mujeres” era una tal Rachel Levine. El problema es que Levine no es una mujer.

Fue solo después de llegar a los cincuenta que se declaró a sí mismo una mujer, en realidad sigue siendo un hombre. Cada célula de su cuerpo atestigua este hecho. Rachel Levine, cuyo nombre de nacimiento es Richard Levine, es un hombre biológico que estaba casado con una mujer y concibió hijos con ella. Una vez que alguien nace hombre, nunca puede convertirse en mujer. El sexo de una persona es un hecho biológico irreversible. Ninguna cirugía, inyecciones de hormonas o cualquier otra cosa cambiará el ADN de un hombre al de una mujer o viceversa. Ninguna tecnología actual y probablemente futura puede reemplazar un cromosoma en todos nuestros billones de células.

Los hombres transgénero no se convierten en mujeres, ni las mujeres transgénero se convierten en hombres. Decir que Rachel Levine es una mujer. Esta es una mentira, sin embargo; Estados Unidos afirman lo contrario.

Cuando Levine se convirtió en Subsecretario de Salud de los Estados Unidos y fue nombrada almirante en el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos, los medios de comunicación  celebraron el evento como importante para las mujeres, afirmando que Levine era “la primera mujer almirante de cuatro estrellas en el servicio público”.

Pero no son sólo los medios de comunicación propagan mentiras; también el gobierno. Cuando el presidente Biden anunció el nombramiento de Levine como subsecretaria de Salud, la llamó mujer. ¿Entonces a quien creer en este mundo? Y que decir de todas las otras mentiras.

Te puede interesar