Síguenos

¿Qué estás buscando?

21 febrero, 2024

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

Silenciando voces

Pero el problema es muy simple: las élites hacen un trabajo bastante eficaz. Silencia a la gente.

ltima vez que Estados Unidos realmente inspiró a alguien y fue un ejemplo por el resto del Mundo? 

La NASA, el jazz, el rock, Hollywood, los escritores y los artistas  han inspirado verdaderamente a millones de personas en todo el mundo. Pero tengo que decir que después de décadas de presidentes abominablemente incompetentes todos después de Bush padre, queda  muy poco de esto americanos influyentes. 

¿LA NASA? Se ha convertido en la actual farsa del “espacio privado”, con la malversación de miles de millones de dólares por parte de multimillonarios que reciben miles de millones del estado para una supuesta empresa privada. 

El jazz y el rock han sido reemplazados efectivamente por MTV y You Tube y su ideología insípida para los viejos como yo está  estancada en los 70 y 80. 

La cruda máquina de propaganda de Hollywood que pone a los negros y las minorías en cualquier lugar y en todas partes. Creo un trastorno mental. Miran  a “Blancanieves”. 

Existe algunos escritores muy talentosos, que solo interesan a una pequeña élite de personas, porque que la mayoría de la gente lee muy poco. 

Pero el problema es muy simple: las élites hacen un trabajo bastante eficaz. Silencia a la gente. Es extremadamente difícil para una voz hacerse oír cuando la máquina de propaganda transnacional estadounidense invierte miles de millones para silenciar voces. 

Los estadounidenses que se preguntan hoy por qué Estados Unidos no ha podido ganar una guerra desde la Segunda Guerra Mundial pueden agradecer al general Patton por su frase realmente estúpida: “El propósito de la guerra no es morir por su país, sino hacer que el otro bastardo muera por el suyo”. Cuando dijo esto, se aseguró de que las fuerzas armadas estadounidenses nunca volvieran a ganar una guerra. 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Además, si cualquier otro soldado se hubiera atrevido a decir tal cosa públicamente, habría sido inmediatamente acusado de sabotaje, subversión y traición. 

Las personas que aprenden de los errores de los demás se denominan inteligentes; las personas que solo aprenden de sus propios errores se denominan tontos; y las personas que no aprenden de sus propios errores se denominan estadounidenses. 

Te puede interesar

Advertisement