Síguenos

¿Qué estás buscando?

18 junio, 2024

Política de hoy

Colosio: La ilusión

Afecto a los mitos y leyendas, México incluyó en el hándicap presidencial a una figura que es oro molido en medios: el hijo de Colosio.

Sorpresivamente -para el propio junior-, apareció en ¡tercer lugar! de preferencias ciudadanas (27) en una encuesta en viviendas del periódico Reforma, abajo de Marcelo Ebrard (31) y Claudia Sheinbaum (30).

El pueblo quiso creer que el candidato priista asesinado en Tijuana se rebeló a Salinas -por un discurso que pronunció 17 días antes de su muerte- y que iba a ser diferente a los anteriores monarcas del PRIAN.

La verdad es que el sonorense pintaba -con todo y su “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia…”- para más de lo mismo.

Pero el pueblo sabio y justo necesitaba soñar que era el salvador del país.

Ahora el vástago -militante de Movimiento Ciudadano- acaba de ganar la alcaldía de Monterrey (antes fue diputado), y supera en preferencias a personajes como Anaya y Monreal, y a tres gobernadores: García (NL), Del Mazo (Edomex) y Alfaro (Jalisco).

Increíblemente, apenas le separan 4 puntos del canciller y tres de la Jefa de Gobierno.

¡La locura!

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Asombró a Colosio Riojas, y su primera reacción fue sensata: primero tiene que dar resultados en la capital neoleonesa, e incluso en sus planes destaca antes la gubernatura del estado, pero es previsible que tras su espectacular lanzamiento en la sucesión, escuche el canto de las sirenas, pierda el piso y tal vez cometa el fatal error de presentarse en el 2024.

“Siempre existe la posibilidad”, dijo LDCR a propósito de la Grande.  

Gary Hart, en el 88, llegó a las primarias del Partido Demócrata con dos años como favorito y 20 puntos de ventaja sobre Bush padre.

Su gran popularidad se debió a que la gente lo vio como un Kennedy.

Renunció a la candidatura víctima de su fama de mujeriego.

Luis Donaldo hijo está siendo tomado -25 años más tarde- como el progenitor.

“Sí, reconozco que el nombre tiene mucho, mucho peso…”

Demasiado…

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement