Síguenos

¿Qué estás buscando?

24 enero, 2022

Por Georges Goubert Panini

Correo Internacional

¿A que nos enfrentamos? A la nueva normalidad y al totalitarismo global

El 19 de noviembre de 2021, el gobierno de Austria decretó que a partir de febrero, las inyecciones experimentales de ARNm serán obligatorias para toda la población. El decreto se produce cuando Austria persigue oficialmente a los “no vacunados” es decir, a los disidentes políticos y otras personas que se niegan a convertirse a la nueva ideología. Los alemanes no se van a quedar de brazos cruzados y dejar que los austriacos los superen públicamente en el fascismo, ¿verdad? ¡Tienen una reputación que mantener. Esto se llama el nuevo totalitarismo aun si muchos de nosotros todavía nos negamos categóricamente a reconocer la “Nueva Normalidad” como nuestra nueva realidad. 

Somos millones de personas, que valoramos la libertad, que no estamos dispuestos a dejarse llevar lentamente en las tinieblas de la globalización patológica  del totalitarismo. 

Luchar contra el totalitarismo implica inevitablemente violencia. Esta es una lucha que determina el futuro de nuestras sociedades. 

La Nueva Normalidad se describe como un acto de totalitarismo convertido en patológico. 

La esencia del totalitarismo en cualquier vestuario e ideología que use se caracteriza por el deseo de controlar completamente a la sociedad en todos sus aspectos.  

Cualquier sistema totalitario, ya sea una nación entera, una pequeña secta o alguna otra forma de cuerpo social evoluciona hacia este objetivo inalcanzable de transformación ideológica total y control de todos los elementos de la sociedad. 

 La nueva normalidad no es el nazismo ni el estalinismo. 

 “Los untermenschen”, los subhumanos según la doctrina nazi, se convierten en los no vacunados. Las insignias de ojales con esvástica han sido reemplazadas por máscaras de aspecto médico. Los documentos de identidad arios se convierten en pases de vacuna. Las restricciones sociales irrefutablemente insensatas y los rituales obligatorios de obediencia pública se convierten en distanciamiento social, etc. 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

El mundo está unido en una guerra total al estilo de Goebbels, no contra un enemigo externo es decir, un enemigo racial o político, sino contra un enemigo patológico. 

¡Luchemos juntos contra esta dictadura! 

Te puede interesar

Advertisement