Síguenos

¿Qué estás buscando?

6 octubre, 2022

Caras veo

Voces

6º Informe de Carlos Joaquín; decepción, traición y oportunismo. “Por el bien de todos…”

El  gobernador Carlos Joaquín González entregó su sexto informe de gobierno y dio un mensaje al pleno de la XVII Legislatura, sin estridencias, sin convocar a casi nadie; es decir fueron solo invitados especiales los asistentes es decir su gabinete, pocos dirigentes de partidos, diputados federales y locales –claro- y algunos empresarios. Nada que ver con su toma de protesta (septiembre de 2016) al inicio en la explanada con una asistencia impresionante, aquellos años en que se consideraba un “gobierno de cambio”. Hoy sabemos que la reversa también es un cambio y eso fue lo que ocurrió en seis años. El ingreso al congreso local fue custodiado por vallas, nada que fuera entorpecer el acto formal o el ingreso de grupos de adversarios. Afuera y muy lejos cualquier ciudadano. El sexto informe contrasta con el rechazo que genero a su paso por la administración, una gran decepción para los que votaron por él y una gran desilusión para  sus aliados que hoy se sienten traicionados. Ninguno es mi caso porque no voté por él, simplemente le dí el privilegio de la  duda optimista, es decir considré prudente esperar a que fuera diferente a la desastroza administración de Roberto Borge, hoy en prisión, y espere resultados. No los hubo en positivo, si en endeudar al Estado y crear una pandilla de nuevos exfuncionarios ricos. Hace seis años a la vieja usanza de la política del siglo pasado en su asunción Carlos Joaquín estuvo acompañado por gobernadores de 10 estados; B.C. Sur, Campeche, Durango, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, Tabasco, Yucatan y –claro- Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la CDMX. También vinieron entonces; Ricardo Anaya, Enrique De la Madrid, Alejandra Barrales, Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Margarita Zavala de Calderón entre otras “grandes personalidades” de su grupo político. Hoy nadie, ni siquiera los ciudadanos quintanarroenses. Carlos Joaquín es impresionante y recordemos lo que dijo al tomar posesión hace seis años; “Quintana Roo no puede seguir cubriendo déficit por la vía del endeudamiento permanente y que no deberá repetirse nunca más la obtención de deuda para enriquecer a unos cuantos.” Y por qué endeudarse si no hizo nada, ni obra pública significativa, ni nada, claro porque tuvimos dos años de pandemia.

Te puede interesar

Advertisement