Síguenos

¿Qué estás buscando?

4 diciembre, 2022

Sin Categoría

NUESTRO MUNDO

Ángel Rivero Palomo

Rector de la Universidad
de Quintana Roo
@ariveropalomo

Nuestra Biodiversidad y medio ambiente, espacio común de oportunidades

Sin duda alguna uno de los componentes
de la existencia humana que nos es
común, sin distinción de clase, región,
lengua o nación es nuestra continua
conciencia del entorno en el que interactuamos,
sus condiciones ambientales y climáticas. El medio
ambiente se encarga de manera continua de
recordarnos que independientemente de nuestros
avances tecnológicos o económicos compartimos
con todas las especies y con nuestros
semejantes un planeta único, que es necesario
procurar para ser sustentable y perdurar.
La definición general de medio ambiente lo
describe como la suma total del agua, el aire y la
tierra; las relaciones entre éstos, los seres humanos
y todos los entes vivos. Se trata de un concepto
básico que gira en torno a la interacción y
necesario balance de sus componentes para la
supervivencia y el desarrollo de todas las especies
animales y vegetales.
Dentro de la hiperdiversidad biológica de México,
Quintana Roo se distingue como uno de los
estados con mayor superficie territorial protegida
en reservas de la biósfera, como Sian Ka’an, declarada
patrimonio de la humanidad desde 1987
por su variedad de especies endémicas y el alto
grado de conservación del entorno.
Para garantizar la conservación de la diversidad
biológica es necesario trabajar en la búsqueda
de nuevos puntos de vista sobre realidades
concretas del medio ambiente y su preservación,
en niveles de análisis y disciplinas diversas y con
ejemplos territoriales locales, nacionales e internacionales.
Es de gran interés para un estado turístico
como Quintana Roo y México armonizar
de manera planificada el desarrollo con el medio
ambiente, porque ello garantiza la sustentabilidad
de los asentamientos humanos, la felicidad y
el bienestar de sus habitantes y el futuro y la conservación
de nuestra diversidad biológica.
Hoy es necesario que nos reconectemos con
la naturaleza. A nivel mundial, y muy marcadamente
en los países occidentales de mayor desarrollo
económico, se percibe en las generaciones
más jóvenes cierto desapego a la naturaleza y
una desconexión con lo natural. Muchos de estos
jóvenes son la primera generación que ha crecido
dentro de casa y con la compañía de los medios
electrónicos, sin conocer de primera mano la
experiencia de interactuar con la naturaleza a través
del juego. De acuerdo con la UNESCO, como
adultos y profesores es nuestro deber proveer la
educación ambiental a los líderes del futuro, para
que tomen las mejores decisiones, que permitan
a las generaciones que los sucedan disfrutar de
un planeta tan diverso como el que nosotros hoy
disfrutamos como un derecho ambiental.

Te puede interesar

Advertisement