Síguenos

¿Qué estás buscando?

1 diciembre, 2021

Chetumal

Un informe plasmado de mentiras e incompleto en medio de reproches de los ciudadanos

El gobierno que encabeza Otoniel Segovia en Othón P. Blanco, ha sido duramente críticado, debido al incumplimiento de diversos compromisos que realizó a los chetumaleños

Paloma Wong

grupo cantón

Chetumal. Como un informe incompleto, plasmado de mentiras y deficiencias calificaron ciudadanos y algunos regidores de oposición el tercer informe de Gobierno de Otoniel Segovia Martínez; incluso concejales adelantaron que presentarán nuevas denuncias ante el Órgano Interno de Control por presuntas irregularidades en el ejercicio de los recursos y del servicio público de la administración de Othón P. Blanco que deberán ser investigadas antes de concluir su mala gestión, advirtieron. 

Este sábado el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez rindió su tercer y último informe de Gobierno, en el cual no se presentó ninguna obra social, pues solo se hablo de capacitación a ciudadanos en materia de salud, prevención del Covid-19 y prevención del delito. 

Lo único destacable fue la creación de la Policía Turística para la capital del estado, la cual está ubicada en puntos estratégicos para la atención de visitantes. 

En su discurso, precisó que la cuarta transformación llegó para quedarse lo cual es reflejo de las elecciones del pasado proceso electoral con respecto a los resultados obtenidos, aunque la percepción ciudadana da a conocer que al menos esta administración no hizo mucho por la capital del estado y la cual se considera que quedó por debajo del nivel de una capital al presentar baches, desfondes, alumbrado público deficiente, entre otros servicios necesarios.

En contra parte, las regidoras Mary Hadad, Cinthya Millán Estrella y otros regidores, adelantaron que este lunes presentarán nuevas denuncias ante el Órgano Interno de Control por presuntas irregularidades en el ejercicio de los recursos y del servicio público.

La concejal María Hadad Castillo, lamentó la pérdida de recursos, pues se devolvían al Gobierno Federal entre 7 y 10 millones de pesos al año no ejercidos en obra pública.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

“Si bien son las y los ciudadanos quienes juzguen el desempeño del presidente municipal y su administración, también se enfrentará a procesos de investigación y posibles sanciones ante las evidentes irregularidades en el ejercicio de los recursos y el desempeño de sus funciones como servidores públicos”, indicó.

Precisó que basta con observar el estado de las calles tanto en la ciudad como en las comunidades, la imagen urbana que poco ofrece a los visitantes, la persecución en materia de fiscalización a empresarios y comerciantes, así como la falta de seguridad, prevención del delito y otras competencias de la administración.

En relación a la transparencia y manejo de recursos destinados a la obra pública, Mary Hadad dijo que no en vano se le retiró del cargo al director de área y a otros servidores públicos relacionados con el tema, “aunque son irregularidades que no corresponden al ejercicio que se debería estar informando, seguramente son el preámbulo a otras irregularidades que se señalarán en el actual ejercicio fiscal”.

Por su parte, los regidores de la bancada panista Cinthya Millán Estrella y Manuel Martínez Valdez señalaron que el presidente municipal omitió informar que su administración fue la que menos ha invertido en el programa de bacheo, menos de 3 millones de pesos, por lo que sólo se repararon una décima parte de las calles atendidas por su antecesor.

Además de recordar que por su omisión Chetumal sigue sin transporte público urbano, e incluso el municipio aún acarrea serios problemas en el servicio y disposición final de la basura, de la cual aún está pendiente una millonaria multa por parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente por el mal manejo del relleno sanitario.

Millán Estrella comentó que aunque Otoniel Segovia aseguró que su gobierno fue “transparente”, en la realidad se niega a rendir cuentas sobre el ejercicio de los recursos públicos, teniendo como ejemplo los 15 millones de pesos que se gastaron en el alumbrado público hace un año a un sobreprecio de las lámparas, además de que la mayoría de estas fueron donadas por el Ayuntamiento de Benito Juárez, y no fueron compradas.

Por su parte la regidora María Hadad Castillo señaló que Otoniel Segovia ha incurrido en presuntas irregularidades en el ejercicio de su función; existen ocho denuncias ante la Contraloría Municipal, así con estás denuncias ya suman 16 más las obras que están siendo investigadas, dijo que son alrededor de 34 las que podrían estar en la misma situación, lo que representa un monto total aproximado de 61 millones de pesos cuya aplicación de los recursos deben ser debidamente investigados antes de concluir con su pésima administración.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement