Síguenos

¿Qué estás buscando?

20 julio, 2024

El gobierno estatal le ha dado la espalda a los quintanarroenses en materia de empleo.

Cancún

Quintana Roo en la miseria; es líder en pobreza laboral

El Coneval deja en evidencia a Carlos Joaquín por la falta de acciones para evitar el desempleo, así como la nula importancia hacia los obreros

CRISTINA ESCUDERO
grupo cantón

CANCÚN. De acuerdo al reporte del tercer trimestre del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Quintana Roo se convirtió en el estado donde la miseria se disparó de forma alarmante, ya que encabeza la lista de estados con mayor pobreza laboral con un incremento de 22.4 puntos porcentuales, seguido de Baja California Sur y Sonora con 13.7 y 13.1, respectivamente.
El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) del Tercer Trimestre del 2020 elaborado por Coneval, no deja bien parado al gobierno de Carlos Joaquín González, ya que el aumento de la pobreza laboral se disparó no sólo por efectos de la pandemia por Covid-19, sino también por no aplicar mecanismos para la clase trabajadora, lo cual en otros estados sí se realizaron y mejoraron sus condiciones como el caso de Zacatecas, Morelos, Michoacán y Oaxaca con 2.1, 2.0, 0.8 y 0.6 puntos porcentuales, respectivamente; en estos lugares se registró el menor incremento de la pobreza laboral.

De igual forma en Q. Roo existe una brecha de género en cuanto a salarios, pues en promedio los hombres ganan más que las mujeres

El informe de Coneval, también revela que Quintana Roo es una de las entidades donde aumentó el porcentaje de la población que no puede adquirir una canasta alimentaria con su ingreso laboral, entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020 con un incremento del 22.4% cuando la media nacional es de 5.9%.
Cabe mencionar que al tercer trimestre del 2020, 184 mil 461 trabajadores en la entidad no ganan un salario suficiente para costear la canasta básica, lo cual también es el reflejo del mal desempeño que tiene en Quintana Roo la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ya que en teoría debe vigilar las relaciones entre trabajador y patrón, así como regular los contratos y conciliaciones, pero su titular Catalina Portillo Navarro, le ha dado la espalda a la clase trabajadora, anteponiendo intereses personales en donde prefiere dar la razón a las empresas que por el tema de la pandemia redujeron hasta un 60% los salarios, además de los miles de despidos injustificados que no han logrado justicia.
Los malos funcionarios que colocó Carlos Joaquín en su administración han llevado al estado a un caos, no solo en temas de inseguridad, sino ahora también en materia laboral, aumentando drásticamente en Quintana Roo la brecha entre quienes tienen más ingresos y los que tienen menos.
A nivel nacional la disminución en el ingreso laboral promedio entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020 fue de 6.7%, lo cual se vio reflejado en una disminución real del ingreso laboral en 23 de las 32 entidades federativas y es aquí donde Quintana Roo tuvo la mayor disminución del ingreso laboral promedio con 27.4%.

También se reveló que en el estado aumentó el porcentaje de población que no puede adquirir una canasta alimentaria básica

Lo anterior se refleja en que el estado tiene el más alto porcentaje de ciudadanos que no puede comprar ni siquiera la canasta básica para sobrevivir, que de acuerdo a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a nivel nacional puede alcanzar un costo mínimo de mil 200 pesos, en Quintana Roo por ser un lugar turístico podría llegar hasta los mil 600 pesos.
Esto sin duda es un duro golpe para las familias quintanarroenses, en donde el gobierno le ha dado prioridades a otras cosas como pagar encuestas millonarias para posicionar la imagen de su gobernante e incluso de quienes ya andan en busca del “hueso” para las próximas elecciones como el caso del vocero del “gober”, Carlos Orvañanos que utiliza el presupuesto de Comunicación Social para promocionarse.
En todo el país, otra de las brechas identificadas por el Coneval tiene que ver con el género, pues mientras los hombres ocupados reportaron un ingreso laboral real mensual de cuatro mil 516.86 pesos, las mujeres percibieron un salario de tres mil 822.51 pesos.
“La brecha entre los ingresos laborales en este trimestre es de 694.35 pesos, la menor desde 2005. En términos relativos para este trimestre el ingreso de los hombres ocupados es aproximadamente 1.2 veces mayor al de las mujeres”.
Asimismo, el Coneval reportó que las personas no indígenas ganan en promedio 2.2 más que los indígenas, ya que en el tercer trimestre de 2020, el ingreso laboral real promedio del total de la población ocupada que reside en municipios no indígenas fue de cuatro 252.90 pesos al mes, mayor al correspondiente de ocupados residentes en municipios indígenas, en los que se observa un ingreso promedio de mil 999.25 pesos.

 

Te puede interesar