Síguenos

¿Qué estás buscando?

Puerto Morelos

Frena ecocidio la Semarnat en Puerto Morelos

Cristina Escudero
Grupo cantón

Puerto Morelos. Luego de que el Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Anticorrupción de Quintana Roo, respaldara a científicos, académicos, y organizaciones civiles de Puerto Morelos en su exigencia al ayuntamiento de cancelar la actualización del programa de Desarrollo Urbano (PDU) 2020-2030 y reponer su proceso hasta que las condiciones de la emergencia sanitaria por el Covid-19 permitan la participación real de la comunidad, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) determinó que dicho instrumento de planeación violenta disposiciones de leyes federales y estatales en materia ambiental y urbana, así como convenios que buscan brindar certeza jurídica a núcleos agrarios.
Mediante el oficio SPPA/ 305/ 2020, girado por la Subsecretaría de Planeación y Política Ambiental, la Semarnat solicitó oficialmente al gobierno municipal, ajustar el PDU de acuerdo con lo que establece el marco legal ambiental y urbano “para que pueda ser validado y reconocido”, además, le indican al ayuntamiento que el ajuste se hará en conjunto, de la mano con la Secretaría, para lo cual se establecerá “una agenda de trabajo coordinada”.
Cabe recordar que diversas organizaciones, entre ellas Voces Unidos por Puerto Morelos, Puerto Morelos Sustentable, Transparencia por Quintana Roo, y la Casa de la Cultura del poblado, reiteraron su rechazo al plan presentado por el gobierno de Laura Fernández, ya que lo consideran incongruente, de no ser operativo y sustentable, pues “carece de todo tipo de estudios, incluso hasta propone construcciones en zonas inundables y destruirá áreas protegidas”.
Al respecto, las activistas Rosa Rodríguez y Aurora Beltrán, explicaron que el Plan de Desarrollo Urbano se lanzó a través de un proceso excluyente, sin una convocatoria plural y conformando un comité revisor a modo.
“El gobierno liderado por la alcaldesa Laura Fernández Piña, pretende beneficiar a la industria de la construcción y a los grandes consorcios, a costa de la devastación de grandes cantidades de selva y manglares, dañando además al ecosistema costero y a innumerables especies de flora y fauna silvestre”, acusaron.
Entre los señalamientos que han hecho ambientalistas y expertos en la materia, es que de aprobar el PDU, Puerto Morelos se convertiría de una ciudad sobredensificada, con severos problemas sociales y ambientales, además de que el modelo propuesto no es sostenible, ya que pretende cambiar la identidad del municipio, transformándolo en un centro logístico de manejo de carga, con el consiguiente daño ambiental a la zona.
El PDU impactaría la zona costera de Puerto Morelos, ya que pretenden elevar la densidad de esta con la construcción de hoteles de 10 pisos y 200 cuartos, así como 500 viviendas por hectáreas, desechando la cobertura vegetal, pues pretenden devastar 108 hectáreas de mangle, 22 de selva baja subcaducifolia y cuatro mil 476 de selva mediana.
El PDU vigente en el municipio, señala un máximo de 80 viviendas por hectárea y cuatro niveles, y el que proponen en el nuevo plan es de 500 viviendas y 10 niveles para los hoteles, lo que significa un impacto negativo para el medio ambiente.

VIOLACIÓN
Fue el subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Semarnat, Arturo Argueta Villamar, quien a través de una consulta al oficio, se permitió saber que la polémica actualización del PDU de Puerto Morelos, violenta varias leyes, entre ellas, la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (Lgeepa), la Ley general y estatal de Asentamientos Humanos y convenios signados entre la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Procuraduría y el de Registro Agrarios.
El instrumento de planeación ha sido profusamente cuestionado por la comunidad científica, académica e integrantes de organizaciones civiles residentes del poblado ubicado al sur de Cancún, debido a que rompe con la vocación del lugar y pretende volverlo un centro logístico a costa de manglares, selvas, arrecifes de coral.
De acuerdo con la opinión técnica que estos sectores entregaron al ayuntamiento de Puerto Morelos -como parte de la consulta pública- el PDU propuesto aumenta la densidad de hoteles hasta 200 cuartos por hectárea e incrementa la altura de los edificios hasta 10 y 20 niveles y autoriza pasar de 60 viviendas por hectárea en cuatro niveles, hasta 500 viviendas por hectárea y 20 niveles en densificación urbana.
Además, fomenta el desarrollo de casas en zonas inundables -lo cual está prohibido- y pretende devastar el manglar para la construcción de un puente que atraviesa el humedal para conectar el puerto con un centro logístico de manejo de carga.
Los sectores cuestionan también que el proceso de elaboración del anteproyecto de actualización “no fue transparente, ni inclusivo” y que define un modelo de desarrollo “incompatible con un desarrollo social en equidad, de calidad y ambientalmente sostenible, que cambiará irreversiblemente la identidad de Puerto Morelos”.
En el oficio girado al ayuntamiento y el cual trató de ocultar Laura Fernández Piña, se expone que los Programas de Ordenamiento Ecológico locales (POELs) deberán contener criterios de regulación ecológica para la protección, preservación, restauración y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales “dentro de los centros de población”, a fin de que sean considerados “en los Planes o Programas de Desarrollo Urbano”.
También se cita que, conforme a la Lgeepa, la planeación del desarrollo urbano y la vivienda, además de cumplir con la Constitución mexicana en materia de asentamientos humanos, los PDUs “deberán tomar en cuenta los lineamientos y estrategias contenidas en los Programas de Ordenamiento Ecológico del Territorio (POETs).
En este caso, tanto el POEL, como el POET vigentes desde 2013 y 2001, no han sido actualizados, por lo que antes de elaborar el PDU, se debieron actualizar ambos instrumentos de política ambiental, tomando en cuenta que, desde hace cinco años, Puerto Morelos se separó de Cancún y es un municipio autónomo.
En materia urbana, de acuerdo con la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, se establece que los PDUs “deberán considerar a los Ordenamientos Ecológicos y los criterios generales de regulación ecológica de los Asentamientos Humanos establecidos en la Lgeepa.
Además, se hace referencia al convenio de coordinación entre la Semarnat, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional (RAN), para “brindar certeza jurídica a núcleos agrarios, evitar parcelamiento irregular en terrenos forestales y la urbanización de tierras ejidales que se encuentren en Áreas Naturales Protegidas”.
Con base en lo anterior y, después de revisar el PDU de Puerto Morelos, respecto al POEL de Benito Juárez (Cancún) la Semarnat concluyó que el instrumento de planeación urbana propuesto “no da cumplimiento pleno con las disposiciones antes mencionadas” y, por tanto, “la Semarnat requiere que se lleven a cabo los ajustes correspondientes para que pueda ser validado y reconocido”.

DATOS
Para que el PDU sea aprobado y validado la Semarnat exige que se haga los cambios correspondientes
El instrumento de Planeación fomenta el desarrollo de casas en zonas inundables
Organizaciones como Voces Unidas por Puerto Morelos, Transparencia por Q. Roo, Casa de la Cultura del Poblado y Puerto Morelos Sustentable, rechazaron desde un principio el Programa debido a las irregularidades que presentaba

NUMERALIA
500 viviendas por hectáreas y hoteles de hasta 10 pisos, es lo que aprueba el PDU 2020-2030

Te puede interesar

Advertisement