Síguenos

¿Qué estás buscando?

25 abril, 2024

Chetumal

Clausura Profepa construcción en Bacalar

CHETUMAL, Q. ROO.- Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) realizaron la clausura de un predio inmerso en un ecosistema lagunar costero en Bacalar, el cual fue rellenada con piedra.

Las autoridades ambientales confirman que al momento de llegar al lugar, el dueño del predio no presentó la autorización correspondiente en materia de impacto ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), clausura que se mantendrá hasta que acredite contar con los permisos correspondientes para la construcción de una casa-habitación de dos niveles sobre una superficie de 102 m2 y una fosa séptica.

En el reporte presentado por las Procuraduría, la casa tiene un techado con postes y piso de cemento en una superficie de 85 m2 utilizado como cochera y bodega; así como una palapa en forma de media luna construida con madera de la región, piso de cemento y techo de zacate en una superficie de 15 m2.

Cerca de la construcción antes mencionada había una fosa séptica para la descarga de aguas; un módulo de un nivel en remodelación; unas escalinatas en pendiente de cemento de 12 metros de longitud por uno de ancho para acceso a la laguna y un camino en pendiente orientado hacia la orilla de la laguna con una longitud de 76 metros por 3.5 metros de ancho con un muro de contención en su costado para detener la erosión.

“Se verificó también la construcción de un muro de contención al margen de la Laguna de Bacalar con una longitud de 58 metros por 60 centímetros de ancho y una altura de 80 centímetros; así como el relleno con material de piedra colindante a la laguna con una longitud de 28 metros por 2 metros de ancho, a efecto de nivelar las partes erosionadas del predio, en donde se observó la presencia de tres ejemplares juveniles de mangle rojo (Rhizophora mangle) en su estado natural” señala el informe.

Al revisar el lugar los inspectores constataron que para poder realizar lo antes descrito, los dueños del lugar no implementaron medidas adecuadas para prevenir el grado de perturbación o mitigar los impactos negativos que se generan al cuerpo lagunar por las obras y actividades, razones por las que la Procuraduría impuso la Clausura Parcial Temporal a los trabajos y actividades realizadas en el predio, sobre todo porque el ejemplar de mangle rojo (Rhizophora mangle) es una especie que se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de amenazada. (Rocío Villalobos / QUINTANA ROO HOY)

Te puede interesar

Advertisement