Síguenos

¿Qué estás buscando?

18 junio, 2021 12:55 am

• De ser aprobada para el mandatario estatal, sería más fácil ocultar los robos a las arcas gubernamentales.

Chetumal

Carlos Joaquín busca ocultar desvíos; no quiere más auditorías para su gobierno

El gobernador solicitó reformar la ley de Entrega y Recepción de Recursos, para no rendir cuentas ante la ASE

Cristina escudero
grupo cantón

Cancún A través de una reforma a la “Ley de Entrega y Recepción de los Recursos asignados a los servidores públicos de la Administración Pública y de los Ayuntamientos del Estado de Quintana Roo”, el gobernador Carlos Joaquín González, busca que la Auditoría Superior del Estado (ASE), ya no participe en este proceso.

El gobernador entregó al Congreso del Estado, una solicitud para modificar el artículo 12 de dicha Ley

Esta propuesta del gobernador, significa que no será auditado ni monitoreado el buen ejercicio de los recursos, lo cual debe realizarse 12 meses antes de la entrega recepción de su gobierno que concluye en 2022.
La reforma propone que la ASE, ya no participe más de el proceso de entrega recepción, específicamente en las Secretarías, y en las unidades administrativas, que son las que tienen mayor manejo de recursos.
El mandatario quiere que la ASE sólo participe en el proceso de entrega recepción del Titular del Poder Ejecutivo, que sólo abarcaría auditar el recurso que utiliza su oficina; esto bajo el argumento de que “la iniciativa creará un sistema único de entrega y recepción para el estado, y establece las facultades que tendrá en ese sentido el Órgano Interno de Control”.

Este es el documento que envió Joaquín González al Congreso.

Además, establece tiempos específicos para ese procedimiento en el Estado y los Ayuntamientos y en el caso del estado, el gobernador/a electo creará una comisión de transición para la entrega recepción 30 días hábiles antes del cambio de Gobierno.
En el caso de los Ayuntamientos se conformarán dos comisiones, una por la administración entrante y otra por la saliente, tres días antes de la toma de protesta.
Esta polémica iniciativa que el poder del Ejecutivo que se debe explicar a fondo, deja abierta la posibilidad de que el gobernador esté buscando evitar que se descubran los millonarios desvíos de recursos que se realizan a través de las diversas dependencias del gobierno y las cuales han sido denunciadas en infinidad de ocasiones.
El documento que entregó el mandatario al Congreso del Estado, se detalla claramente que busca reformar el artículo 12 de la Ley de Entrega y Recepción de los Recursos asignados a los servidores públicos de la Administración Pública y de los Ayuntamientos del Estado de Quintana Roo, que actualmente está así:
Artículo 12.-En el acto de Entrega y Recepción intervendrán:
I.- En el Poder Ejecutivo:
a).- El servidor público titular saliente;
b).- El servidor público titular entrante;
c).- Un representante de la Auditoria Superior del Estado;
d).- Un representante de la Contraloría;
e).- Un representante de la Oficialía Mayor
La reforma mantiene iguales los incisos a y b, deroga el e, porque la Oficialía Mayor ya forma parte de otra dependencia, pero hace un cambio sustancial en el inciso c.
Dice: C) Un representante de la Auditoría Superior del estado, únicamente en el caso del Titular del Poder Ejecutivo.
Para aclarar lo que esto significa hay que ir al artículo 4, que explica cuáles son los sujetos obligados por la ley, en el caso del Poder Ejecutivo.
Dice que son: el Titular del Poder Ejecutivo, más: b) Los titulares de las dependencias; y c) Los titulares de las Unidades Administrativas que integran las dependencias referidas en el inciso anterior, hasta el nivel de jefe de unidad departamental y jefe de oficina.
Lo anterior significa que con la reforma, la ASE solo participará de la entrega recepción de la oficina del gobernador, pero no de las Secretarías y Unidades Administrativas, lo cual es controversial y ventajosa, porque en estas últimas es donde está el mayor manejo de recursos.

Te puede interesar

Advertisement