Síguenos

¿Qué estás buscando?

16 julio, 2024

Cancún

Saturan el Hospital General oleada de golpeados

Entre descalabrados, peleoneros y pachangeros con resaca, se vivió el día de ayer al interior del Hospital General Jesús Kumate.

kUMATE-(2)

Rocío Villalobos
CANCÚN, Q. Roo.

No todas las festividades de la Noche Vieja y la llegada del Año Nuevo tuvieron un final feliz. La dirección del Hospital General Jesús Kumate Rodríguez informó que atendieron a 95 personas en urgencias, la mayoría a consecuencia de agresiones y riñas que se desataron al calor del alcohol y celebraciones.

Al momento de las 12 campanadas, mientras el resto del mundo celebraba la llegada del nuevo año, en el área de urgencias del Hospital Jesús Kumate Rodríguez, la gente rezaba por un milagro que pudiera regresar sano y salvo al familiar ingresado.

Las bancas fueron insuficientes, hubo gente que no le quedó más remedio que dormir en el suelo, peleando en ocasiones por los pocos contactos de luz, ubicados en el suelo entre los consultorios, para poder cargar sus celulares y de ésta manera permanecen en contacto con el resto de la familia con respecto a la salud de su pariente o amigo.

Por la mañana, un predicador de alguna de las tantas iglesias de la ciudad, hace su recorrido por la sala, pregonando La Palabra de Dios desde algún pasaje de la biblia.

Un niño, mira asombrado al orador mientras narraba la historia de Lázaro: “Lázaro fue resucitado por Jesucristo. No perdamos la fe” decía una y otra vez.

También hubieron lesionados por accidentes domésticos y de tránsito. En esos renglones fueron 40 las personas atendidas y casi todos pudieron retirarse luego de permanecer bajo observación y ser curados y suturados, señaló el director del nosocomio de la ciudad, Rubén Maldonado.

Entre los 95 lesionados hubo 2 con lesiones en las manos por explosivos, – un adulto joven y un niño- resultado de la adrenalina por disfrutar de explosivos adquiridos en forma clandestina al ser productos que prohibieron vender en Cancún.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

La noche fue muy larga para muchos, que en medio de las fiestas tuvieron que dejar todo para permanecer con sus familiares, ante una inevitable emergencia.

Te puede interesar