Síguenos

¿Qué estás buscando?

13 marzo, 2023

Cancún

Revela AHC desaparición de dinero para rescate de playas y combate al sargazo

CASH-1-(1)

Jesús Vázquez
CANCÚN, Q. Roo

Al faltante de mil millones de pesos por concepto de Impuesto al Hospedaje en Quintana Roo a lo largo de tres años, se suman 360 millones de pesos que el Gobierno del Estado no ha podido transparentar, correspondientes a las aportaciones de los hoteleros a través del derecho de Zona Federal Marítimo Terrestre que debían destinarse al pago del rescate de playas; además de otros 150 millones de pesos que el Gobierno Federal había entregado al Gobierno del Estado para limpieza emergente de sargazo, “que no se ha han visto dónde quedaron”, aseguró en conferencia de prensa el dirigente de los hoteleros en Cancún, Carlos Gosselin Maurel.

“Si anualmente, lo que se recauda por concepto de impuesto al hospedaje es del orden de los 800 millones de pesos, y solamente se nos asignaron 170, saquen ustedes la diferencia entre 800 y 170 millones a partir de los últimos tres años, en qué se aplicó el nuevo decreto del gobernador Roberto Borge Angulo”, aseguró el líder hotelero.

El decreto al que hizo referencia Gosselin Maurel es el cambio en los estatutos de los Fideicomisos de Promoción Turística operado por el Gobierno de Borge Angulo, mediante el cual se centralizó el manejo de los ingresos por concepto del Impuesto al Hospedaje a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del Gobierno del Estado.

Antes de esa reforma, los fideicomisos de promoción turística como la Oficina de Visitantes y Convenciones y el Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya eran los beneficiarios y administradores directos del dinero proveniente del impuesto al hospedaje.

Al correr del tiempo se fue haciendo evidente que los cambios no tuvieron los efectos proyectados, pues comenzaron las denuncias veladas y públicas respecto de los números rojos con los que operaban la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) de Cancún y el Fideicomiso de Promoción de la Riviera Maya.

Los organismos de promoción no sólo no ejercieron nunca la totalidad de lo que se recauda a nivel estatal por impuesto al hospedaje –936 millones de pesos, según la propia Sefiplan–, sino que desde 2014 comenzaron a dejar de pagar a sus proveedores, llegando a acumular deudas anuales del orden de los 170 millones de pesos, según las declaraciones del propio Carlos Gosselin Maurel, dirigente de la Asociación de Hoteles de Cancún.

Zofemat

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

A ello, dijo Gosselin Maurel, se tienen que sumar los alrededor de 360 millones de pesos que se debían canalizar al pago del rescate de playas realizado en 2009, para el cual el sector hotelero había acordado pagar 25% adicional al pago por uso y disfrute de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

El líder hotelero recordó que el dinero que se recaudaba por ese concepto no se entregó al pago de aquel rescate, por lo cual hoy se sigue adeudando prácticamente la mitad de los 900 millones de pesos que costaron aquellas obras, por las cuales actualmente Cancún y la Riviera Maya tienen aún playas con hasta 20 metros de ancho.

Rescate de sargazo

Por último, Gosselin Maurel dijo en conferencia de prensa que nunca se supo tampoco el destino que se le dio a los 150 millones de pesos que en 2015 liberó el Gobierno Federal para el plan emergente de limpieza de sargazo que arribó a las playas de Quintana Roo entre julio y septiembre de ese año.

Negó una cacería de brujas, pues dijo confiar en que el gobernador entrante así como el Gobierno Federal hagan las investigaciones pertinentes para resarcir ese dinero que tuvo destino desconocido.

Te puede interesar

Advertisement