Síguenos

¿Qué estás buscando?

1 marzo, 2024

Cancún

Que no la perdonen por ser morena

CRISTINA ESCUDERO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- El diputado José Luis “Chanito” Toledo arremetió ayer en contra la alcaldesa de Cancún Mara Hermelinda Lezama, para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que encabeza Santiago Nieto y por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), liderada por Alfredo Higuera Bernal, cumplan con su función y no solapen a la presidenta por escudarse en los colores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Esto luego de que Santiago Nieto, titular de la UIF, dijera que no se investiga a Mara Hermelinda, por la denuncia interpuesta por Opus Magnum México, ante las instancias mencionadas, según consta en el expediente con folio 372/2020, en las que hacen denuncias por enriquecimiento, encubrimiento y operaciones con recursos de procedencia ilícita, esto como la compra de un terrenos, departamentos y coches de lujo, a través de la empresa Desarrolladora Cumpal, S.A.P. I. de C.V., de la cual su esposo Omar Terrazas García, su hijo Omar Terrazas Lezama y su hermano Miguel Ángel Lezama Espinosa, forman parte.

A través de sus redes sociales, el legislador, cuestionó a la presidenta municipal cancunense por la adquisición a través esa empresa familiar de varias propiedades por millones de pesos, sin justificar la procedencia del dinero.

“Chanito” Toledo recordó que el combate a la corrupción es uno de los principales compromisos de la Cuarta Transformación, “y en Quintana Roo esperamos que se cumpla. El que Mara se ponga la camiseta del partido en el poder, no debe ser pretexto para que no se investiguen sus casos de corrupción”.

Fue la organización Opus Magnum quien denunció a Mara Hermelinda Lezama, y entregó pruebas a la UIF y a la SEIDO por todas las compras de bienes inmuebles con recursos de procedencia ilícita, quedando registrado en un expediente con folio 372/2020. La denuncia menciona los hechos que pudiesen favorecer la comisión del Delito de operación con recursos de procedencia ilícita, encubrimiento y enriquecimiento ilícito, ya que habría utilizado la estructura organizacional de una empresa y a su familia para favorecer una conducta que puede tipificarse como lavado de dinero.

Es así como Hermelinda Lezama quien ha visto crecer su patrimonio desde que extrañamente renunció a ser candidata a la presidencia municipal en 2016. En ese entonces se dijo como rumor que que vendió su candidatura y en cambio recibió millones de pesos de manos de Roberto Borge Angulo, además de seis juegos de placas de automóviles de alquiler en el paradisiaco norte de Quintana Roo, resultados beneficiados su esposo, dos hijos, un familiar y por a ella misma.

En la denuncia interpuesta en contra de Hermelinda, se señala que uno de los terrenos adquiridos en una exclusiva zona de Cancún, por medio de la Desarrolladora Cumpal tiene un precio de venta de cuatro millones 800 mil pesos, pero el valor comercial es de casi 33 millones de pesos, además de que la superficie total es de 900 metros cuadrados.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

La escritura pública de la propiedad de dicho terreno, en la que firman como apoderados Omar Terrazas García y Miguel Ángel Lezama Espinosa, con folio P.A. 14,784, fue emitida en el 2016 por el notario público número 62 Heyden Cebada Rivas a quien Hermelinda premió con un cargo dentro de su administración, ya que es el actual director de Desarrollo Urbano.

En la denuncia que se interpuso también hacen énfasis en que los ingresos reportados por la alcaldesa no son acordes con las compras de otros inmuebles que tienen un costo de 10 millones de pesos, cuando en realidad el precio sería de 40 millones de pesos, además de que no ha ofrecido un informe de los gastos que realizó cuando viajó al extranjero en compañía de toda su familia, hecho que quiso ocultar pero las “benditas redes sociales”, descubrieron que estaba fuera del país y que ella declaró que se encontraba en México, en una reunión de trabajo.

La organización Opus Magnum solicitó la intervención del Sistema de Administración Tributaria (SAT), ya que considera que existe un fraude fiscal realizado por parte de la empresa Desarrolladora Cumpal, Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable, debido a que han comprado terrenos con un valor de más de 10 millones de pesos, además de tres automóviles de lujo.

Opus Magnum ha sido uno de los tantos organismos que ha señalado de forma puntual la corrupción de Hermelinda, pues el año pasado presentó un recurso jurídico para notificar que la suspensión para prohibir la corrida de toros el pasado 20 de diciembre, fue desacatada por la funcionaria, ya que permitió que ésta se realizara.

Si no se investiga, por lo menos puso en la mira de la UIF, SEIDO y SAT, a Daniel Berrón Lezama, quien aparece como tesorero de la citada empresa, ya que fue por conducto de él que se realizaron la mayoría de las compras.

Mara Lezama puede no ser investigada, pero ahí están sus propiedades, los números de escritura y los vehículos de lujo adornando su casa. Ella ha cambiado hasta su modito de anda.

Te puede interesar

Advertisement