Síguenos

¿Qué estás buscando?

24 abril, 2024

Cancún

Guardería incumplió con los protocolos

Tras la muerte de la pequeña, la guardería Sol y Luna fue clausurada de forma definitiva por Protección Civil.

luna-(2)
Jazmín Ramos
CANCÚN, Q. Roo

La guardería Sol y Luna, donde el pasado 13 de mayo la niña J.G.S.A. se atragantó cuando se comía un pedazo de plátano, fue clausurada de forma definitiva por la Dirección de Protección Civil municipal, ya que no cumplió con los procedimientos de primeros auxilios que dicta el protocolo en caso de que se registre un percance que ponga en riesgo la salud de los menores.

Según Alberto Castro Madera, titular de la dependencia, los sellos de clausura se colocaron a las 4 de la tarde del jueves, luego de que se informara que la pequeña había fallecido en el Hospital de Ginecopediatría, ubicado en el cruce de la Kabah con Portillo.

Según los reportes oficiales del percance, en la guardería no llamaron a tiempo a la ambulancia y ante la desesperación decidieron llevar a la infante por sus propios medios al nosocomio para que recibiera asistencia médica.

Refirió que, de acuerdo a los reportes de Protección Civil, el personal de la estancia infantil sí tiene los conocimientos de primeros auxilios, de hecho cuentan con las certificaciones; sin embargo, tardaron en reaccionar porque hay personas que en ese tipo de situaciones entran en shock.

“Quizás eso es lo que pasó y por eso tardaron en actuar”, indicó Castro Madera.

Además, consideró que otro error fue llamar a la ambulancia hasta que vieron que la menor no respondía, y ante la angustia, la directora María Sebastián Pérez optó por llevarla ella misma al hospital, en donde según el reporte médico ya no tenía signos vitales, pero lograron reanimarla.

Recalcó que la estancia infantil contaba con todos los permisos en regla, de hecho, durante las inspecciones que realiza Protección Civil no se detectaron anomalías, e incluso, el personal ha tomado cursos de primeros auxilios, pero no siguieron el protocolo.

Ven injusticia

Mientras tanto, la directora de la guardería consideró injusto que la Dirección de Protección Civil haya instalado los sellos de clausura, pues ellos actuaron conforme lo dicta el protocolo, no obstante, la ambulancia tardó en llegar.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Comentó que al momento del percance, la niña recibió los primeros auxilios, pero al ver que no reaccionaba y que la ambulancia no llegaba, por humanidad decidió llevar ella misma a la pequeña al hospital.

“Actué pensando en la niña, en ese momento era lo más importante, no me puse a pensar en protocolos, lo importante era salvarle la vida y actué por humanidad”, insistió.

Argumentó que los accidentes pasan, pues las guarderías son catalogadas como un trabajo de alto riesgo, tan es así que el personal constantemente se está capacitando, además cuentan con todos los permisos del ayuntamiento y de Protección Civil, por ello considera injusto que los hayan clausurado.

Comentó que esta tragedia afecta tanto a los padres como a su familia, toda vez que este tipo de cosas cambian la vida.
“Nos duele tanto como a ellos, obvio no es el mismo dolor, pero sí te afecta”, dijo Sebastián Pérez.

Comentó que está en la mejor disponibilidad de cooperar con las autoridades por el procedimiento que se le sigue al caso; sin embargo, confía en que saldrá absuelta y pueda volver a reabrir la guardería.

Está fuera de la Sedesol

Por su parte, autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informaron que la guardería Sol y Luna quedó fuera del registro de las estancias infantiles de la dependencia, debido a que no cumplió con la reglamentación, ni las anuencias de Protección Civil.

Refirieron que esta tragedia debe de servir para que todas las instancias encargadas de la inspección de guarderías refuercen las acciones de vigilancia.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement