Síguenos

¿Qué estás buscando?

22 febrero, 2024

Cancún

Consume alcohol a los niños

De acuerdo a cifras de los centros de AA, algunos han entrado al mundo de la bebida desde los 9 y 10 años…

NOTA-1-(2)

Rocío Villalobos
CANCÚN, Q. Roo

Cuando un niño de 13 años llega al Centro de Integración Juvenil (CIJ) para que le ayuden por alcoholismo, se traduce que el menor tiene por lo menos de uno a dos años consumiendo bebidas embriagantes de manera constante.

Lilian Negrete Estrella, directora del CIJ en Cancún, reconoce que la droga que está a la mano de los menores es el alcohol, siendo la primera con la que tienen contacto, la mayoría de las veces, esto es porque al interior de la familia el problema ya existe, y las botellas se encuentran literalmente al alcance de la mano del menor.

De acuerdo a las cifras de los centros de Alcohólicos Anónimos de un universo de personas que buscan ayuda en los mismos para su rehabilitación y se quedan para ser tratados, un 90% se trata de jóvenes que van desde los 15 a 25 años, los cuales presentan un avanzado cuadro de adicción. Muchos afirman haber entrado al mundo de la bebida desde niños, entre 9 y 10 años.

El delegado del área 2 de Alcohólicos Anónimos dijo que tienen registros de adolescentes de 13 años los cuales han llegado a los centros por ayuda, lo que habla de una problemática que se tiene que ir atacando desde la niñez.

El alcohol, es sin duda la droga preferida de los jóvenes y adolescentes para comenzar el mundo de las adicciones. Es incluso permitida y vista como algo normal dentro de la sociedad, incluso dentro de la misma familia, señaló Lilian Negrete.

Se ha vuelto un común denominador en el tratamiento de estos jóvenes descubrir que su primer acercamiento con el alcohol, fue directamente en el seno familiar, incluso muchos tenían el permiso de los padres de familia para poder consumir algunas veces en la misma casa bajo el falso argumento “mejor que lo hagan en casa a que lo hagan fuera”.

A lo anterior se suma la irresponsabilidad de quienes se dedican a la venta de estas bebidas embriagantes, pese a que existen programas que se advierte la no venta a menores, hay adultos que no les interesa y acceden a la venta de estos productos a los jóvenes, con tal de ganarse unos pesos de más, tomando en cuenta que los jóvenes son los principales clientes

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement