Síguenos

¿Qué estás buscando?

24 abril, 2024

Cancún

Candidatos no dan tregua

Lo que comenzó como un debate prudente, terminó con golpes bajos entre los aspirantes a la gubernatura de Quintana Roo

dEBATE-(15)1

Rocío Villalobos
CANCÚN, Q. Roo

Durante los 60 minutos que duró el debate entre los candidatos a gobernador de Quintana Roo, las actitudes pasaron de cautos a incisivos, y rayaron en lo mordaz, para finalizar con señalamientos frontales de los errores y debilidades que tuvieron dos de ellos como presidentes municipales de Solidaridad.

El debate fue dividido en tres bloques: sociedad, gobierno y economía, iniciando con una breve presentación de los participantes, para pasar luego con la exposición de los temas, cada uno con una duración de dos minutos, en donde también se subdividió en bloques para réplicas y contrarréplicas de un minuto cada uno.

El aspirante de Morena, José Luis Pech Várguez, señaló a sus oponentes políticos Carlos Joaquín González (alianza Quintana Roo UNE, PAN-PRD) y Mauricio Góngora Escalante (coalición Todos Somos Quintana Roo, PRI-PVEM-Panal) de pertenecer a familias que han endeudado al estado, y en el caso del ex subsecretario de Turismo, le recordó su pasado priista.

En todo momento se refirió a ellos como representantes de dos diferentes cárteles que quieren dominar la entidad.

Joaquín González contraatacó diciendo que Pech Várguez hizo toda su carrera política en el PRI.

“La diferencia es que yo no quise seguir siendo cómplice de un mal gobierno”, dijo.

El resto de los candidatos intentó mediar en las fricciones. Alejandro Alvarado Muro, del Partido del Trabajo (PT), demostró dificultad para leer sus exposiciones, mientras que Rogelio Márquez Valdivia, del Partido Encuentro Social (PES), intentaba ser espontáneo en sus propuestas.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Durante casi todo el debate Mauricio Góngora se dedicó a exponer su proyecto de gobierno; sin embargo, no respondió a los cuestionamientos sobre cómo los llevaría a cabo.

En su última intervención pasó a la ofensiva. Puntualizó que viene de familia humilde y que los quintanarroenses necesitan una oportunidad para avanzar, agregando que el estado no se hereda.
José Luis Pech pidió a los demás candidatos, principalmente los del PAN-PRD y PRI-PVEM-Panal, que explicaran cómo hacer realidad su oferta política.

Góngora Escalante repitió su discurso de progreso, se comprometió a inversiones para el desarrollo del estado y enfatizó “nunca más ciudadanos de primera y de segunda en Quintana Roo”.
Para Carlos Joaquín González, este próximo 5 de junio existen en las urnas dos caminos: el de la corrupción o el cambio.

En una parte del discurso, Alvarado Muro invitó a la ciudanía a votar por su propuesta de cambio, de hecho, les ofreció trabajo a los demás candidatos.

Por su parte, el abanderado del PES calificó de “buenos” los discursos de cada uno de los aspirantes, incluso habló de que no existe proyecto malo, sólo le preocupa saber de dónde se sacarán los recursos para concretar lo que ofrecen. “Todos sabemos que no hay clínicas y que se necesitan más, que no hay medicinas, pero de qué manera se va a conseguir, ¿endeudando más al estado?”, cuestionó.

Carlos Joaquín se negó a responder sobre el tema de Tajamar y la regulación del “todo incluido”; Mauricio Góngora no habló del endeudamiento del estado, de Solidaridad y la inseguridad del mismo; José Luis Pech tampoco contestó sobre su pasado priista; mientras que Alvarado Muro y Rogelio Márquez se limitaron a su discurso, sin subir al ring, prácticamente, desde la barrera.

debate1

 

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

Te puede interesar

Advertisement