Síguenos

¿Qué estás buscando?

* Quintana Roo ha sido el foco de contagios debido a que no se cumplen con las restricciones indicadas por las autoridades de salud

Cancún

Bumerang turístico por negligencia de Carlos Joaquín

Esta situación causó que Canadá, el segundo mercado más importante para la entidad después del estadounidense, suspendiera sus vuelos hacia México

CRISTINA ESCUDERO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN. La negligencia del gobernador Carlos Joaquín González es lo que está llevando a Quintana Roo a ser uno de los estados más afectados por la pandemia del Covid-19, aseguran los mismos empresarios y habitantes de este destino turístico, ya que desde diciembre pasado no acató el semáforo epidemiológico de las autoridades federales y ahora se inventó un color naranja que no cumple las medidas sanitarias pertinentes para contener los niveles de contagios y en respuesta a ello, países como Canadá cancelaron los vuelos hacia esta zona.

Autoridades canadienses reportaron que viajeros procedentes del estado dieron positivo a Covid-19.

Falsificación de pruebas Covid, bares disfrazados de restaurantes a reventar, transportes con más pasajeros de su capacidad y por si fuera poco sin protocolos para detener a un turista lituano que anda en toda la ciudad enfermo de Covid, son tan solo algunas de las situaciones que se están viviendo e Quintana Roo por la irresponsabilidad del mandatario.
Esto ya tuvo efectos adversos a la economía del estado, ya que Canadá le cerró la puerta al turismo dentro del Caribe Mexicano hasta el mes de abril, pues detectaron que los viajeros que regresaban de Quintana Roo, llegaban positivos de Covid-19.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo la suspensión de vuelos de Canadá a México, representa una pérdida de 782 millones de dólares

Lo cierto es que el 40% de los pasajeros contagiados desde el 5 de enero hasta el 20 del mismo mes, habían estado en el municipio de Quintana Roo, la mayoría de ellos vacacionando en el municipio Tulum.
El porcentaje fue cotejado con los cinco primeros vuelos detectados por el gobierno canadiense que habían trasladado a pasajeros contagiados de Covid a las ciudades de Montreal, Toronto y Calgary el 28 de noviembre del año pasado.
En aquel momento el Servicio Migratorio Canadiense estableció que, “Si ha regresado recientemente a Canadá, debe estar en cuarentena durante 14 días a partir de la fecha en que llegó a Canadá. Esto es obligatorio, tenga o no síntomas”, además las aerolíneas Sunwing, Westjet y Air Canada; fueron alertadas de la situación que ya se vislumbraba en el Caribe Mexicano.

A pesar de la contingencia sanitaria en municipios como Tulum, los eventos masivos se siguen realizando como si nada pasara.

Lo anterior se desprende de los datos dados a conocer por el Servicio Migratorio Canadiense, (Inmigration Canadá Service), que encontró una constante dentro de los vuelos detectados con pasajeros infectados, salidos desde el Aeropuerto Internacional de Cancún.
El gobernador pretenden engañar no solo a los mexicanos sino a los extranjeros, pues en Quintana Roo el supuesto semáforo naranja en realidad no restringe nada, pues se está privilegiando la economía, autorizando festivales, apertura de bares hasta altas horas de la madrugada que le dejan fuertes sumas de dinero solo al gobierno, pero que a final de cuentas significa la expansión de una pandemia que ha dejado hasta el día de ayer dos mil 237 defunciones y 18 mil 879 casos positivos, según datos de la misma titular de la Secretaría de Salud (SESA), Alejandra Aguirre.

31 de enero entró en vigor la medida impuesta por el gobierno canadiense y estará vigente hasta el próximo 30 de abril

Como oportunamente informamos, salvar vidas no es la prioridad del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, ya que el color naranja del supuesto semáforo epidemiológico que determinó desde el 25 de enero para la Zona Norte del estado es en realidad una burla para la población pues no se apega a las restricciones que deben existir en ese nivel.
El anuncio de cambio de tono en el semáforo epidemiológico es una demagogia, ya que a pesar de que en el color naranja sólo se permite un aforo del 30% de ocupación hotelera, ahora el aforo será de 50%, por lo que antepone preservar la industria turística pero no a la contención de la propagación del Covid-19 y por ende ni a proteger la vida de los visitantes y habitantes de Quintana Roo.
Y a pesar que la Zona Norte pasó al color naranja en el semáforo epidemiológico, que limita la operación de la hotelería al 30%, el gobernador decidió que el aforo será del 50%, pero sumado a eso, el permiso especial para que la hotelería pueda operar con 20% arriba de lo que permite el semáforo epidemiológico continua vigente y se sostiene, confirmó Marisol Vanegas, titular de la Secretaría de Turismo Estatal (Sedetur) en Quintana Roo, lo que significa que el aforo será del 70%.

Aún estando en color naranja, locales y visitantes siguen llegando a las playas.

Quintana Roo ha sido el foco de contagios de Covid-19 debido a que no se cumplen con las restricciones indicadas por las autoridades de salud, se solapan festivales masivos en Tulum y Playa del Carmen, no hay control en los servicios de transporte público que llevan repletas sus unidades y hasta las mismas autoridades asisten a bodas multitudinarias en plena pandemia como lo hizo el mismo gobernador Carlos Joaquín González y su esposa Gabriel Rejón el pasado 20 de noviembre y a las que asistieron cerca de mil personas.
Aquí es importante mencionar que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en uno de sus primeros decretos al asumir el poder, dijo que se pedirá a los viajeros internacionales presentar una prueba negativa antes de la salida y ponerse en cuarentena al llegar, lo que sin duda reducirá al máximo el turismo en Quintana Roo, ya que no le resultará al turista realizar un viaje por una semana al Caribe mexicano si de regreso debe ponerse en cuarentena.

Las aerolíneas Air Canada, Westjet, Air Transat y Sunwing suspendieron desde el pasado domingo sus vuelos a México, Cuba y República Dominicana

En el actual semáforo naranja en la Zona Norte de Quintana Roo se permite tener abiertas las playas, lo cual no está permitido en esta etapa de la pandemia, además se permitirá a los parques temáticos un aforo de hasta 50%, cuando antes sólo se permitía de 30% en este color y mismo beneficio tendrán los restaurantes, pues se les permitirá un aforo del 50% cuando debe ser de 30%.
En semáforo naranja no está permitida la apertura de casinos y ahora se les permitirá un aforo del 20% y lo mismo sucede con el caso de los gimnasios que no tienen permitido operar en este color, sin embargo ahora lo harán y hasta con un 50% en áreas al aire libre.
En el semáforo amarillo los hoteles tienen permitido una ocupación del 60% por lo que resulta una burla la reducción del 10%, ya que ahora operarán con el 50% y el mismo caso sucede con los restaurantes que podrán tener un 50% de sus mesas ocupadas.

Desinterés del gobernador cuesta caro a Quintana Roo por no acatar el semáforo epidemiológico

Las diferencias en las restricciones se pueden observar en el anuncio que realizó el gobierno del estado cuando decretó para la Zona Norte el semáforo naranja del año pasado las disposiciones para la actividad económica fueron: Apertura al 30% en hoteles, restaurantes, sitios históricos, parques temáticos, campos de golf y servicios turísticos; servicios religiosos; teatros y cines; centros comerciales, tiendas departamentales; manufactura; inmobiliarias; ventas de enseres y computadoras; peluquerías y salones de belleza.
En naranja se prohíbe la apertura de playas y parques públicos, así como bares, centros nocturnos, discotecas, centros de espectáculos, cervecerías, billares, boliches; y gimnasios. En el caso de las escuelas siempre se ha estipulado que sólo pueden abrirse cuando el semáforo esté en color verde.

18 mil 879 casos positivos de Covid-19, se contabilizaban hasta ayer en la entidad de acuerdo con datos de SESA

Ahora el gobierno estatal, informó que las supuestas restricciones serán las siguientes: apertura al 50% de hoteles, restaurantes, sitios históricos, parques temáticos, campos de golf y servicios turísticos; gimnasios y clubes deportivos (sólo áreas al aire libre); así como los servicios contables, administrativos, profesionales y técnicos; consultoría y asesoría.
Apertura al 30% de playas y parques públicos; cines y teatros; centros comerciales; tiendas departamentales; casinos; peluquerías y salones de belleza; servicios religiosos; inmobiliarias; manufactura; ventas de enseres y computadoras, sin embargo, todos los negocios están completamente llenos y sin la supervisión de las autoridades correspondientes para sancionarlos.

A pesar del retroceso en el semáforo epidemiológico, las restricciones parece que fueron adaptadas a modo, para no perjudicar a hoteles y restaurantes aunque eso implique que puedan aumentar los casos de Covid. Quintana Roo ha sido el foco de contagios debido a que no se cumplen con las restricciones indicadas por las autoridades de salud

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement