Síguenos

¿Qué estás buscando?

Cancún

Con los Cebada, engorda Mara Lezama su riqueza

La presidenta maneja una doble moral en contra de la corrupción, defiende a capa y espada a sus lacayos

Cristina Escudero
Grupo Cantón

Cancún. La administración de Mara Hermelinda Lezama está a siete meses de concluir, pero desde su inicio ha estado plagada de actos de corrupción que han sido denunciados por regidores de oposición como Issac Janix o José Luis Acosta, y documentados por la directora general de la organización civil Opus Magnum, Flor Tapia Pastrana.

El actual síndico de Benito Juárez, Cebada Rivas avaló la Desarrolladora Cumpal, empresa de la edil con el cual se ha dedicado a adquirir inmuebles de alta plusvalía

Esta última de Opus Magnum, destaca por una denuncia interpuesta el 2 de julio del año pasado por el conflicto de intereses con sus familiares y funcionarios públicos, como Heyden Cebada Rivas, síndico del Ayuntamiento de Benito Juárez, y su padre, Heyden Cebada Ramírez, director de Desarrollo Urbano, quienes participaron como titular de la Notaría 62 y valuador, respectivamente, facilitando escrituras de bienes inmuebles a favor de la familia de la presidenta municipal de Benito Juárez.
El doble discurso en el mensaje de anticorrupción del gobierno de Benito Juárez, con las acciones denunciadas sobre las propiedades y placas de la munícipe, están asentadas en una denuncia ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) por parte de la asociación Opus Magnum con número de oficio el 110/F/B/4145/2020 por el presunto delito de operaciones de procedencia ilícita y en el que se involucra al actual síndico del Ayuntamiento, ya que en su notaría se gestó la creación de la empresa Desarrolladora Cumpal, S.A.P. I. de C.V., propiedad de la familia de Mara Lezama y a través de la cual se hicieron compras de bienes-inmuebles en zonas de alta plusvalía en Cancún.

En el negocio familiar, destacan como accionistas su hijo mayor, Daniel Berrón Lezama, su hijo Miguel Ángel Lezama y su cónyuge Omar Terrazas García

Cabe recordar que fue en 2016 cuando Cebada Rivas fungió como el notario que constituyó la empresa Desarrolladora Cumpal S.A.P.I. de C.V., cuyos accionistas son Daniel Berrón Lezama, Miguel Ángel Lezama y Omar Terrazas García, hijo, hermano y esposo, respectivamente de la presidenta municipal Mara Lezama, a través de la cual adquirieron cuatro propiedades con valor comercial superior a los 50 millones de pesos en menos de dos años y previo a que la locutora incursionara en la política.
En el entramado inmobiliario en el que está involucrado el titular de la notaria 62 y actual administrador de los recursos del Ayuntamiento, Heyden Cebada Rivas, se revela, según las escrituras públicas números P.A. 15242, 14784 y 20736, la adjudicación por parte de la familia de Mara Lezama, de diversas propiedades como la ubicada en Manzana 27, Lote 1-02 Unidad Condominal Puerto Cancún 69-04-269, Sección-c Avenida Bonampak, los predios de dos mil metros en la Avenida Huayacán, otro de 630 metros en la Av. Yaxchilán y el terreno con superficie de 900 metros cuadrados en Puerto Cancún.

La corrupción de la aún presidenta municipal, ha sido denunciada por regidores como Issac Janix y José Luis Acosta

VIOLAN LA LEY
El salto de Heyden José Cebada Rivas a la sindicatura y de su padre Heyden José Cebada Rivas a la dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, no pasó desapercibida por diversos actores políticos como el caso del décimo regidor José Luis Acosta Toledo, quien promovió al inicio de la actual administración una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado por atentar contra el “Leal y Honesto Ejercicio del Servicio Público” por la “indebida contratación” de Cebada Ramírez, recayendo en actos de nepotismo.
“Lo nombró de manera ilegal para dicho cargo público al estar el señor legalmente impedido conforme al artículo 67 de la Ley de los Municipios del Estado”, que prohíbe conceder empleos en la Administración Pública Municipal, a los propios miembros de los Ayuntamientos, a sus cónyuges, parientes consanguíneos en línea recta o parientes en línea colateral hasta el cuarto grado o parientes por afinidad.

Al principio de la actual administración hubo una denuncia por conflicto de intereses entre los Heyden Cebada y la alcaldesa, sin embargo, éste terminó a favor del padre e hijo

Por este conflicto de interés, el regidor Acosta Toledo también solicitó la separación provisional del cargo de Cebada Rivas como síndico municipal, ya que es apoderado legal del Ayuntamiento y sería “juez y parte” en ese asunto.
Los Heyden Cebada también fueron denunciados ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en el Estado de Quintana Roo, por incurrir en un presunto conflicto de interés y por haber realizado posibles actos en beneficio propio al amparo del poder o cargo público, sin embargo la alcaldesa salió en defensa de su notario de cabecera argumentando que él fue “votado” en unas elecciones y el padre de éste fue supuestamente contratado por “recomendación” de los Colegios de Ingenieros y Arquitectos y de la Confederación Patronal de la República Mexicana, pero el líder de los empresarios en Cancún, Adrián López Sánchez, se lavó las manos.
Conforme a lo denunciado por Opus Magnum, en plena campaña, el 27 de abril de 2018, “Desarrolladora Cumpal” compró un terreno en la avenida Huayacán, en la zona de crecimiento de la ciudad, cuyo avalúo fue de tres millones 400 mil pesos, fue hecho por Heyden Cebada Ramírez, y cuando Mara Lezama resultó electa meses después, él fue nombrado director de Desarrollo Urbano.

Tanto el padre como el hijo ascendieron a un cargo público, cuando Mara inició su mandato en BJ.

Al respecto, Issac Janix recordó que al inicio de la administración se denunció el conflicto de interés entre los Heyden Cebada y la alcaldesa pero que el Tribunal Administrativo no le dio el fallo a favor del regidor José Luis Acosta, sin embargo, “es una tristeza que se tenga a amistades de muchos años a las que se les ponga a velar por el patrimonio del Ayuntamiento y aunque no sea un nepotismo puro, sí estamos hablando de que existe un ‘Club de Tobi’ con el que se siguen haciendo las viejas prácticas de los partidos y eso es precisamente lo que está combatiendo el presidente AMLO”.
Además, calificó de regular el trabajo del síndico Heyden Cebada, porque “una cosa es tener una notaría y otra la de hacer un buen trabajo en el servicio público, porque en el tema de la basura no dio el ancho, al grado de que trató de ocultar los contratos y fue hasta que lo presionamos que los hizo públicos”.
Es así que pese a todas las disposiciones legales de los funcionarios y leyes afines por conflicto de interés, corrupción y ética pública, no le importan a la alcaldesa, pues al tener a su notario de cabecera, el número 62, como síndico y al padre de éste como director de Desarrollo Urbano, ambos se convierten en los guardianes de los intereses de Hermelinda Lezama.
La relación entre los Heyden Cebada y Mara Lezama ha resultado beneficiosa para ambas partes, ya que han hecho una buena mancuerna para el enroque de negocios y en donde además hacen uso de sus funciones para violar la ley, pues en 2019 el síndico Cebada Rivas fue acusado de construir una obra sin permisos, violando el Reglamento de Construcción para el municipio de Benito Juárez, al no exhibir el permiso de edificación de un inmueble de su propiedad en la Súper Manzana 27.

En 2019 el síndico municipal fue acusado de construir una obra sin los permisos necesarios, por lo que presentó una denuncia por violar el reglamento de construcción

El edifico de tres niveles carece del registro que exige la normativa como el hecho de que en la construcción debe exhibirse el nombre de los responsables de obra, licencia y que precise la ubicación, estos de acuerdo al artículo 43 fracción quinta del ordenamiento municipal.
También señala el reglamento que la Dirección de Desarrollo Urbano Municipal, por cierto, a cargo de Heyden Cebada Ramírez, corresponde practicar inspecciones para verificar la construcción, situación que nunca sucedió y así se erigió el edificio ubicado en el retorno 7-A lote 2 manzana 3 Supermanzana 27 en Cancún y la cual adquirió el ahora síndico por la cantidad de 270 mil pesos en septiembre de 2016.

Entre las propiedades que se ha adjudicado Lezama, destaca la “Casa Blanca” ubicado en el complejo Puerto Cancún

Debido a este evidente mal uso de funciones, el décimo regidor, presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en contra de Heyden José Cebada Ramírez y Heyden José Cebada Rivas, por violar el reglamento de construcción al omitir y consentir la construcción de un edificio propiedad del síndico.
“Estamos señalando los posibles delitos de tráfico de influencias, ejercicio abusivo de funciones, aprovechamiento ilícito del poder, ya que a sabiendas de que no se contaba con una licencia o permiso de construcción, Heyden papá permitió la construcción de la obra a Heyden hijo (…) existe un conflicto de interés, toda vez que existe una sociedad mercantil en la que padre e hijo son socios”, indicó.

Mara Lezama sigue sumando denuncias

Te puede interesar

Advertisement