Síguenos

¿Qué estás buscando?

12 abril, 2024

México

Veracruz, campaña de lodo

La contienda se calienta entre los primos Yunes; uno va por el PAN-PRD y el otro por el PRI. Estudios prevén una votación cerrada, que se podría definir en los tribunales electorales

descarga

David Casco Sosa
david_casco@yahoo.com.mx

Pese a que el domingo 5 de junio se realizarán comicios en 12 estados para el relevo de gobernadores, los reflectores apuntan a Veracruz, donde se prevé una jornada muy cerrada.

La entidad no es poca cosa para el tricolor: siempre ha sido gobernada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y es la tercera con más peso electoral, luego del Edomex y la Ciudad de México.

Así como el Estado de México, el estado de Veracruz representa un bastión muy importante para el PRI… aunque va a la baja. Uno de los motivos es la pésima y cuestionadísima gestión de Javier Duarte de Ochoa, quien terminará su mandato en medio de múltiples escándalos de corrupción y abuso de poder.

La guerra que protagonizan Miguel Ángel Yunes Linares –candidato del PAN-PRD– y su primo Héctor Yunes Landa –abanderado del PRI–, está en su punto máximo de ebullición y se prevé, según encuestas y estudios publicados, un cierre de fotografía, pues hay un punto de diferencia entre uno y otro.

Y quien está dando la sorpresa en esta contienda es el candidato de Morena, Cuitláhuac García, toda vez que subió 12 puntos en las preferencias en un mes.

La moneda está en el aire, pero los candidatos se siguen moviendo en busca del voto de los indecisos. Así pinta el panorama…

CARRERA PAREJERA
Une encuesta reciente que elaboró el diario Reforma, arroja que el panista Miguel Ángel Yunes tiene el 33 por ciento de las preferencias electorales, seguido por el priísta Héctor Yunes Landa, con el 32 por ciento. Mientras, el representante de Morena va a la alza con un 24 por ciento.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

El resto de los candidatos no pinta, según el sondeo del diario nacional. Juan Bueno Torio, antes del PAN y ahora independiente, alcanza el 5 por ciento de las preferencias, mientras la abanderada del Partido del Trabajo, Alba Leonila Méndez, tiene un 3 por ciento, y Armando Méndez de la Luz, candidato de Movimiento Ciudadano, tiene apenas 2 por ciento de intención de voto.

Es decir, se vislumbra una carrera parejera donde cualquiera de los primos Yunes puede alzarse con la victoria. Sin embargo, de acuerdo a analistas políticos, la guerra sucia podría generar la anulación de los comicios. Ese es el riesgo: el proceso electoral podría declararse nulo.

La consultora Integralia apunta en un análisis reciente que Veracruz, al tener resultados muy cerrados, y sobre todo por las campañas negativas y la llamada guerra sucia, el candidato perdedor tendrá argumentos para solicitar la anulación, “ya que es altamente probable que la diferencia en ambas sea menor a cinco puntos porcentuales”.

Y así, anota la empresa consultora, “la elección se resolverá en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”.

YUNES LINARES, SOSPECHOSA FORTUNA
La fama pública de Miguel Ángel Yunes Linares no es buena. Por ello causó asombro su designación como abanderado del PAN –en alianza con el PRD–, para la gubernatura de Veracruz.

Priísta en sus inicios, siempre muy cercano a Elba Esther Gordillo, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Yunes Linares ahora va con la bandera del PAN, en alianza con el PRD.

Desde que arrancó su precampaña, un día sí y el otro también sale un video, un audio, documentos o reportajes donde se denosta a Miguel Ángel Yunes.

Sin duda, uno de los golpes que más resintió Yunes Linares, fue la filtración de un audio, donde se le escucha en una conversación telefónica con su hijo Omar Yunes Márquez, donde lo ponen al tanto sobre la compra de propiedades en Nueva York.

Advertisement. Scroll to continue reading.
[adsforwp id="243463"]

El candidato se deslindó y aseguró que se trató de un proceso que nunca se concretó, en 2014. Culpó a sus adversarios políticos de esa guerra sucia. Tiempo después, le achacaron ser el dueño de más propiedades millonarias.

Así, le adjudican un departamento en Alvarado, Veracruz, valuado en 35 millones de pesos, mismo que no aparece en su declaración patrimonial.

Hace tres años, Manuel Espino, exlíder del PAN, acusó a Miguel Ángel Yunes ante la Procuraduría General de la República (PGR), por el delito de enriquecimiento ilícito por más de 3 mil millones de pesos. El expresidente panista aseguró que el político era dueño de 36 propiedades en México, Estados Unidos y Europa. Pero nada pasó, y ahora, irónicamente, es el mismo PAN quien lo está postulando.

Por cierto, el mismo Espino acaba de ratificar su denuncia contra Yunes Linares…

Te puede interesar

Advertisement